Comentarios Recientes

0
Fanny Goris

Entrena tu Ser, Comienza tu Hacer

Fanny Goris | figconsulting@hotmail.com

Sin confianza no puede haber compromiso


  • Fanny Goris | 12-11-2020

¡Hola queridos atletas intelectivos! 

En mi artículo de la semana pasada hablaba de los estilos conductuales que podrían encontrase en un equipo de trabajo y cómo aprovechar esta diversidad para el éxito de la organización, esto con la clara intensión de que, hoy más que nunca debemos fomentar el espíritu colaborativo, basado en vínculos de confianza, en todos los ambientes que interactuemos y, por supuesto, el ámbito laboral no es la excepción.

Constantemente vemos a los líderes y directivos buscando fórmulas y alternativas para crear equipos y culturas de alta confianza y compromiso, que faciliten el cumplimiento de planes, objetivos y estrategias. Pero obvian lo obvio, y es que la clave y el origen de todo proceso de transformación humana, sea individual o colectivamente, es la confianza. 

Así que, el nivel de confianza que se tenga en cada colaborador impactará directamente en la calidad de los vínculos y procesos organizacionales. Es la confianza la que nos lleva a tener relaciones reales, de las cuales surgen la eficacia y el alto rendimiento.

Un caso, que vemos frecuentemente en las empresas de nuestro país, es cuando el equipo directivo se reúne para diseñar los planes estratégicos de la empresa. Cuando esta reunión finaliza, ya se han definido los objetivos que guiarán al negocio en los próximos meses o años. A pesar de que estas decisiones afectan a todos directa o indirectamente, la información es retenida en el círculo de los participantes de la reunión y, no se comparte con los demás miembros de la organización, con la creencia de que esta información es un secreto de estado.

No compartir la visión estratégica de la empresa, impide a los colaboradores remar en una misma dirección, pues no tienen claridad hacia donde se dirigen, se desaprovechan aprendizajes, experiencia y talento; la innovación y la creatividad son esfuerzos aislados; el esfuerzo se dispersa y cuesta lograr los resultados esperados como equipo, ya que el colaborador se dedica solo a cumplir con desempeñar sus tareas.  En ocasiones, se escuchan frases como “no me toman en cuenta”, “no hay oportunidades de crecimiento”, etc. Todo esto por la falta de confianza que proviene de los puestos más encumbrados de la estructura organizacional. Sin confianza no puede haber compromiso y sin compromiso es imposible la realización, el éxito y el logro de los objetivos individuales y colectivos.

Creo que la información debe llegar a todos, claro está, la diferencia radica en el nivel de detalle de los datos compartidos, así como, en la facilidad de comprensión de los receptores del mensaje. Lo importante es que como líder puedas emprender una campaña para que los objetivos estratégicos sean difundidos y sean claros para tus colaboradores. Pues cuando la estrategia se comunica de forma asertiva, los esfuerzos de la organización se alinean para alcanzar sus metas.

Mencken fue quien dijo la frase “Es la confianza mutua, más que el interés mutuo, la que mantiene unidos los grupos humanos”. 

Cuando confiamos nos permitimos abrirnos a nuevas posibilidades, porque la confianza es el motor de transformación de nuestra realidad. En el caso de los equipos de trabajo de nuestras empresas, indudablemente, queremos que sus integrantes estén unidos y aún más en un entorno laboral cambiante, como el que vivimos hoy día producto de la pandemia. 

En conclusión, podemos decir que la confianza es esencial si deseas crear una fuerza laboral altamente comprometida. 

Hasta la próxima vez.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba