Comentarios Recientes

0

Signos para vivir la Semana Santa en casa


  • Mariela López | 07-04-2020

Con símbolos sencillos, que pueden ser elaborados en familia, se promueve en las redes sociales formas para vivir el Triduo Pascual  y la  Pascua, en el hogar.

La propuesta ha motivado a  creyentes de todo el mundo, que a causa de la pandemia del Covid-19 deberán conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, desde sus casas.

Para el Jueves Santo, día en que inicia el Triduo Pascual, se está pidiendo colocar un pañuelo blanco en la puerta o ventana.

Con este símbolo, los fieles católicos acompañarán a los sacerdotes que ese día celebrarán sin su pueblo la Misa de la Cena del Señor, en la que se recuerdan la última cena de Jesús, la institución de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal, y el mandamiento del amor.

La media tarde de ese día concluye la Cuaresma y se inicia  oficialmente inicia el Tiempo de Pascua.

Para el Viernes Santo se sugiere colocar una cruz con el nombre o foto de todos los miembros de la familia, como una forma de que todos en casa se sientan unidos  y a los pies de la cruz.

El Viernes Santo la iglesia medita sobre la pasión de Jesús, con la Celebración de la Pasión del Señor, al igual que el Sábado Santo no se celebra la Eucaristía.

El Sábado Santo en el día se recomienda colocar un Rosario junto a la cruz, encender una luz pidiendo a María su protección y compañía.

Durante el día del Sábado Santo, no se realizan celebraciones litúrgicas en recuerdo de la Sepultura del Señor y a Nuestra Señora de la Soledad.

La noche del sábado se aconseja decorar una cruz con luces de la Navidad anterior, ponerla en la ventana y encenderla en familia como un símbolo de la resurrección de Jesús.

En la Vigilia Pascual, la noche del sábado o madrugada del domingo, se conmemora con solemnidad la resurrección de Jesús,  que es el acto litúrgico católico más destacado.

El Domingo de Pascua se pide celebrar en familia al Jesús Resucitado, encendiendo una luz.

 “En definitiva, más allá de los miedos, más allá del dolor y de la muerte que parecen campearse triunfantes estos días, tenemos una certeza que estamos llamados a contemplar y compartir en esta Semana Santa más que nunca: el amor de Cristo -entregado en la cruz- es más fuerte que todos los males y nos sostiene cada día. ¡No dejemos que un virus nos robe la Semana Santa!”, publicó el sacerdote Quique Bianchi en Vatican News.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba