Comentarios Recientes

0
Isabel Valerio Lora

Algo más que Psicología

Isabel Valerio Lora | isabelvalerio@lainformacion.com.do

Repercusión psicológica de estar en cárcel


  • Isabel Valerio Lora | 14-09-2020

“La libertad no es digna de tener si no incluye la libertad de cometer errores”. Mahatma Gandhi.

Para los imputados, la privación de su libertad tiene repercusiones psicológicas importantes, que se pueden manifestar al ser detenido, cuando acude a juicio, al recibir la condena o durante la estadía en la cárcel.

Bebbington et al. (2017), realizaron una investigación en varias cárceles, de diversos países. Encontrando que el 20 % de los estudiados presentaban depresión, el 30% trastornos de ansiedad con ataques de pánicos. En las mujeres, predominaban las fobias y los estados depresivos.

Cajamarca, Triana y Jiménez (2015), expusieron que, para los imputados hay una dificultad de adaptarse al nuevo contexto, debido a las consecuencias patológicas que provoca. En el plano psicológico y emocional, el paso por la cárcel puede significar una experiencia traumática, causar trastornos de ansiedad, empobrecer sus habilidades sociales, provocar pérdida de conciencia de sus derechos básicos y propiciar el aprendizaje de la cultura de la violencia y la evitación.

La entrada a cárcel produce la sensación de pérdida de control y de decisión, que ocasiona   la sensación de falta de responsabilidad sobre la propia vida y sobre las perspectivas hacia el futuro. Para Escaff et al. (2013), la cárcel desintegra la personalidad, fomenta una actitud negativa ante el futuro, hace que se pierda el sentido de la vida y se tenga un sistema de alerta permanente.

La autoestima es la base para una buena adaptación emocional, cognitiva y práctica, por lo que afecta diferentes aspectos de la persona. Altamirano Argudo (2013) describe la trayectoria de la autoestima durante la privación de libertad. Dice que mientras más largo es el proceso, menor es la autoestima.

Roca, Guàrdia y Jarne (2012), en su investigación encontraron que las conductas auto lesivas eran más frecuentes que los suicidios. Describen que los intentos de autolesiones son conductas para causar dolor sin la intención de causar muerte. Entendiéndose, con una forma para canalizar la ira o para afrontar el estrés.

Otras investigaciones, hacen referencia a estados psicóticos o desconexiones de la realidad, que son frecuentes en la cárcel y pueden perdurar al salir de ella. Requiriendo tratamiento.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba