Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Reflejos edición 5 de junio 2020


  • Ingrid González de Rodríguez | 05-06-2020

Miguel de Unamuno y “Soliloquios y Conversaciones”

Miguel de Unamuno (Bilbao, 1864 - Salamanca, 1936) Pensador, poeta, y ensayista español, produjo una obra que está considerada como una de las primeras expresiones del pensamiento existencialista europeo. El autor de “Soliloquios y Conversaciones” reflexiona sobre problemas filosófico- religiosos como la inmortalidad y la relación entre la fe y la razón.  

Unamuno estudió filosofía y letras en la universidad de Madrid, época durante la cual leyó a T. Carlyle, Herber Spencer, Friedrich Hegel y Karl Marx. Se doctoró con la tesis “Crítica del problema sobre el origen y prehistoria de la raza vasca” y poco después accedió a la cátedra de lengua y literatura griega en la universidad de Salamanca, institución en la que desde 190i, fue rector y catedrático de historia de la lengua castellana. El filósofo profundizó como pocos en las cuestiones éticas, sobre todo en su idea básica de entender al hombre como "ente de carne y hueso", y la vida como un fin en sí misma, ideas que se proyectaron en sus escritos.

 Obra 

Entre sus obras destacan “En torno al casticismo (1895)”, “Mi religión y otros Ensayos” (1910), “Soliloquios y conversaciones” (1911) o “Del sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos” (1913). 

El primero de estos libros es un conjunto de cinco ensayos en torno al tema del "alma castellana". En su célebre ensayo  “Vida de don Quijote y Sancho”, escrita en (1905), expone la relación entre ambos personajes cervantinos, que simbolizan la tensión existente entre ficción y realidad, locura y razón, que constituyen la unidad de la vida y la común aspiración a la inmortalidad.

 La Nivola 

Unamuno fue un gran estudioso de la lengua castellana. En su obra trabajó gran variedad de géneros literarios como novela, ensayo, teatro y poesía. En su época literaria se exigián al autor unos rígidos cánones de estilo a la hora de escribir y publicar una novela (una temática particular, líneas de tiempo y acción específica, una especie de patrón no escrito pero aceptado por todos). Esto suponía una retricción a la libertad creadora. 

La solución de Unamuno fue inventar un nuevo género literario, al que llamó “Nivola”, de esta forma no podría recibir crítica alguna en lo referente a reglas de estética o composición, pues solo se debía atener a las reglas que el mismo había diseñado para su nuevo género. De ello deja constancia en “Niebla” (1914), capítulo XVII, donde expresa sus ideas formales al hacer literaratura:  ¿y cuál es su algumento,  si se puede saber? -mi novela no tiene argumento, o mejor dicho, será el que vaya saliendo. El argumento se hace él solo.

Unamuno enfrentó las rígidas reglas, a las que consideraba un “corsé” que impedía la libre expresión. Su obra expresa la renuncia a todo sistema conocido, ya sea político, filosófico, literario y religioso. El centro de su reflexión se basa en el análisis del pasado y el presente de su país, intentando integrar las grandes culturas y tradiciones que intervinieron en su historia. 

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba