Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Reflejos edición 31 de enero 2020


  • Ingrid González de Rodríguez | 30-01-2020

Grandes Libros: La Summa Teológica

En la Edad Media, los filósofos cristianos realizaron una ingente labor para desarrollar una presentación sistemática de la fundamentación racional de la fe. Tomás de Aquino, canonizado por el Papa Juan XXII en 1323, y declarado Doctor de la Iglesia en 1567 por Pío V, dedicó su reflexión a conciliar la razón y la fe. Para Santo Tomás, entre Filosofía y Teología hay una distinción clara. Se trata de dos tipos distintos de saber. La teología se funda en la revelación divina. La filosofía en la razón humana, y no pueden confundirse ni contradecirse entre si, pues ambas emergen de Dios.  

 “Santo Tomás está consagrado entre los grandes filósofos y teólogos de todos los tiempos. Su sistema filosófico, llamado tomismo, es un de los monumentos más importantes de la Edad Media, tanto por su valor en sí como por la influencia que ha ejercido a través del tiempo. La filosofía a la que se la ha dado el nombre de tomismo, hállase esparcida en todos los escritos de Santo Tomás, y muy particularmente en la “Suma Teológica” y en los diversos “Comentarios” que escribió a las obras de Aristóteles, obras que reinterpretó en el “tomismo”, estableciendo lo antes dicho, que la razón y la fe no pueden confundirse, ni contradecirse entre sí, pues ambas proceden de Dios. La razón cree en la demostración y la fe cree en la autoridad. Dentro de este sencillo esquema se contiene un vasto mundo de pensamientos, de pruebas basadas en las sagradas escrituras y asentadas en la tradición y en la razón teológica. El tomismo tuvo su época de mayor esplendor en los siglos XIV y XV, y luego se recluyó en los claustros. Pero a partir de 1879, año en que León XIII dio a conocer la Encíclica Aeterni Patris, el tomismo recuperó su lugar en los estudios filosóficos teológicos como modelo de especulación racional y de buen sentido”.

“Nacido en la localidad de Roccasecca, (1225-1247) en Nápoles, Séptimo y último hermano de una familia acomodada, fue destinado a los estudios eclesiásticos. Estudió primero en el Monasterio de Montecasino y pasó posteriormente a estudiar artes en la Universidad de Nápoles, donde tomó el primer contacto con el saber aristotélico. En esa misma ciudad ingresó en la orden de los dominicos, en contra de los deseos de su familia que deseaba verlo convertido en un benedictino. Posteriormente visitó París, donde conoció a Alberto Magno, su maestro. En 1248 fue enviado a Colonia, donde continuó formándose con el maestro, en 1251 empezó a dar clases y al año siguiente por consejo de Alberto, se trasladó, a París, donde continuó su labor docente. Entre 1259 y 1268 regresó a Italia en calidad de docente, esta etapa es considerada la más fecunda del pensador, pues en ella escribió algunas de sus obras más significativas. Santo Tomás de Aquino fue un hombre eminentemente contemplativo, introvertido y profundamente religioso. Pero al mismo tiempo, fue un gran trabajador que escribió numerosos textos, realizó una importante tarea en calidad de docente y desplegó una intensa actividad tanto en la corte pontificia como en la real francesa. Este dualismo vital fue un reflejo de su pensamiento, separó con claridad los campos de acción de filosofía y teología, destacando la importancia de cada una y estableciendo a si mismo la jerarquía que debía existir entre ambas, concepto que extendió a sus ideas éticas y a su visión del Estado y la Iglesia”. 

LA SUMMA TEOLÓGICA

Autor prolífico, Santo Tomás de Aquino escribió muchas obras. Con frecuencia estaba ocupado en la redacción de más de un libro al mismo tiempo que iba dictando a distintos escribas, mientras mandaba a otros que investigaran y localizaran citas y referencias. En ocasiones tuvo empleados hasta 20 ayudantes, sin este apoyo parece bastante difícil que hubiera podido realizar la hazaña intelectual de escribir sus más de 50 obras. Las más importantes son dos compendios escritos para sus alumnos. La primera de ellas es la “Suma Teológica” y la otra es “Suma contra los gentiles”. 

La “Summa Teológica” su obra principal, está compuesta de 3 partes. Es una obra fundamental no solo sobre las enseñanzas de la Iglesia Católica, sino también en la cultura y filosofía occidentales en general. Concebida como un manual para la educación teológica, no solo ha sido una de las principales inspiraciones intelectuales para la filosofía tomista sino que también tuvo una gran influencia posterior. Sus temas son, entre otros, la relación entre Dios y el hombre, la virtud, el vicio, la política y el arte, el conocimiento y la ignorancia, la docencia y el aprendizaje. Más que desarrollar una presentación sistemática de la totalidad y la fundamentación racional de las verdades de la fe cristiana, la “Suma Teológica” es un manual de orientación y reflexión para la vida espiritual. 

“La Summa, escrita en latín, está formada por cuestiones sobre el tema tratado, que luego se dividen en artículos que buscan responder a una serie de preguntas. Los artículos tienen casi siempre la misma estructura: una pregunta inicial que expresa normalmente lo contrario de lo que piensa Tomás de Aquino; luego se enuncian argumentos u observaciones que irían en contra de la tesis propuesta (objeciones), luego uno, a veces varios, a favor. En el cuerpo principal se desarrolla la respuesta y finalmente, se contestan una a una las objeciones.  La obra está dividida en tres partes: I- Primera parte: Dios uno; Dios trino; la creación; el hombre y el cosmos. II. Segunda parte: El acto humano. Pasión, La ley antigua, la ley nueva, la gracia, el mérito, Virtudes teologales: fe, esperanza, caridad. Virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza, templanza. III. Tercera parte-. Cristo: Encarnación, vida y pasión, y Sacramentos: Bautismo, Confirmación. Eucaristía. Penitencia. En  la “Summa”, Santo Tomás pone en práctica el método escolástico, poniendo en práctica el uso de la razón, con la luz de la fe.

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba