Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Reflejos edición 29 de mayo 2020


  • Ingrid González de Rodríguez | 29-05-2020

 El Día de las Madres

La familia es la estructura principal de la sociedad. En su seno el niño recibe amor, protección y cuidados junto a otras herramientas indispensables para su adaptación biológica al medio natural y cultural. La familia, entendida como una constante universal, con funciones esenciales de naturaleza, educativa, económica, reproductiva y social, cumple roles importantes en la construcción de parentesco y filiación familiar, que ha organizado la vida humana en el transcurso de la historia. 

Imprescindible es el rol de la familia como refugio emocional, no sólo físico del niño, donde se van a desarrollar los hábitos fundamentales que le prepararán para la vida adulta. A esta función básica de la familia de protección del hijo se añade la protección del anciano, del enfermo, junto a una función antropológica fundamental: la transmisión de los valores y de los modelos de conducta y comportamiento.

Padres y madres edifican el futuro de sus hijos reafirmando en su naturaleza interior las actitudes positivas que les convertirán en adultos saludables de cuerpo, mente y espíritu, de ahí que el rol más importante que pueden llevar a cabo en sus vidas, un hombre y una mujer, es el de ser padre y madre.

Amor, respeto, afecto, comprensión y cariño incondicional deben prevalecer en la base del rol de modelos como padres para nuestros hijos. Ser padres y madres es nuestra responsabilidad más importante, trascendental y espiritual. 

La madre, dadora de vida por la Gracia de Dios  

Uno de los días más sagrados que celebramos es el “Día de las Madres”. Ese día honramos a nuestras madres y resaltamos su rol como dadoras de vida. La historia más antigua de este día se remonta a la época griega clásica, donde en honor a algunas figuras femeninas se realizaban varias celebraciones. En épocas más recientes hacemos notar, que en el siglo XVII en Inglaterra se comenzó a celebrar un día como acto festivo en honor a las madres al que se denominó "Domingo de servir a la madre". No obstante, es en épocas aún más recientes donde encontramos el origen de esta celebración en todo el mundo.  

En América, es exactamente en el año de 1905 cuando Ana Jarvis, perdió a su madre la activista comunitaria Ana Reeves Jarvis y solicitó la dedicación de un día para recordar y demostrar el aprecio por las madres. Mujer luchadora por la causa de la paz durante la guerra civil norteamericana y gran defensora de la mejoría de la Salud Pública en las comunidades Apalaches de West Virginia (Virginia Occidental), para Ana, perder a su madre fue un gran dolor, al igual que lo es para todo el que vive esa difícil experiencia.  

Decidida a no dejarse vencer por la pena Ana Jarvis escribe a varias personalidades del mundo cultural de los Estados Unidos: políticos, maestros, religiosos, abogados, pidiendo que se consagrara el segundo Domingo de Mayo como el día de la madre. Coincidiendo con el aniversario de la muerte de su propia madre se instaura la celebración del “Día de las Madres”, para fortalecer los lazos familiares. La respuesta fue positiva y el segundo domingo de mayo de 1910 fue tomado como la fecha para esa conmemoración. La práctica se hizo ley cuando en 1914 el Congreso de los Estados Unidos la aprobó como el Día de las Madres y se declaró fiesta nacional. Más de 40 países alrededor del mundo apoyaron esta idea y se acogieron a esta iniciativa, sin embargo es bueno decir que la misma Ana Jarvis, como paradoja de lo imprevisto, presentó una solicitud en 1923 para que se eliminara este día del calendario oficial, pues ella pensaba que se había convertido en un pretexto de marcado carácter consumista y comercial.   

Pienso que cada día es "Día de las madres" debemos dar testimonio de amor permanente a nuestras madres y padres, quienes nos ha dado la vida y se han dedicado con desvelo a nuestro cuidado. Es positiva la dedicación de un día a las madres pues fija la atención en la figura materna exaltando su rol hermoso y su dedicación incondicional a la familia, el pilar de las sociedades civilizadas.   

La experiencia que vivimos en nuestra madre personal es muy significativa y perdurable a lo largo de toda la vida, pues llena nuestra infancia y primeros recuerdos. La figura de la madre permanece en la mente y el corazón del hijo por siempre como la manifestación más sublime e incondicional del amor, efluvio del amor de DIOS.   

La maternidad es el vínculo poderoso que une dos vidas para siempre. Su sentido se expresa en la celebración del “Día de las Madres”, que en la República Dominicana es el próximo domingo 31 de mayo.   

Elevemos una oración a Dios por todas las madres de la tierra y las que moran en el cielo en la luz eterna de DIOS, invocando a la Madre Primera, la Virgen María, Madre de Jesucristo, modelo por excelencia y gran bendición de todas las madres. 

ingridderodriguez@hotmail.com

  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba