Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Reflejos edición 17 de julo 2020


  • Ingrid González de Rodríguez | 17-07-2020

Fiestas Patronales “Santiago Apóstol 2020”

Ciudad fiel a sus costumbres y tradiciones, con entusiasmo los santiagueros celebran en el presente mes de julio los 525 años de la fundación de su ciudad. Un amplio programa de actividades artísticas y culturales en la modalidad virtual, presenta el Arzobispado de Santiago, en coordinación el Ayuntamiento Municipal, la Gobernación Provincial, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Turismo y varias instituciones culturales, empresariales y universitarias: Pucmm, Uapa, Ateneo Amantes de la Luz, Semanaio Camino, Centro de Convenciones y Cultura Dominicana Utesa, Monumento a los Héroes de la Restauración, el Centro León, y la 37 por las Tablas 

El programa de actividades que presiden los Obispos de la Arquidiócesis, Monseñor Fredy Bretón Martínez y el Obispo auxiliar Monseñor Tomás Morel Diplán, se inició desde ayer jueves 16 hasta el día 25 del presente mes. El día 25 a las ocho de la mañana la Alcaldía de Santiago realizará el hizamiento de la Bandera Nacional al pie de la estatua del Patrón Santiago, ubicada a la entrada de la ciudad con la presencia de las autoriades eclesiásticas, civiles y militares.

Tras la huella de la historia 

Santiago es una ciudad que destaca por su historia, la riqueza de su legado cultural y la particular belleza de sus paisajes.  Fue fundada por Cristóbal Colón en el verano de 1495, un 25 de julio, en su segundo viaje.  Cristóbal Colón funda una pequeña villa en la ribera del río Yaque, a partir de un asentamiento al que asignó el nombre de “El Fuerte de Santiago”. Desde esa época los españoles empezaron a llamarle a la pequeña Villa “Santiago”, en recordación de Santiago de Compostela, la ciudad de la región de Galicia en España, que lleva el nombre del Apóstol Santiago. Las construcciones de este primer asentamiento estaban situadas en el lugar que ocupa la colina de “La fortaleza San Luis”.  Además de la fortaleza, varias chozas, en caminos de polvo y lodo conformaban la arcana “Villa de Santiago”. 

Por razones no aclaradas del todo, en 1504 el gobernador Nicolás de Ovando traslada a Santiago al solar de Jacagua, donde  se edifican una iglesia de piedra y varias casas alrededor de una plaza pública con varias calles, el cabildo y las casas de los colonizadores y otras familias. Un censo de 1514 revela que la población alcanzaba unas 60 personas que habitaban 40 edificaciones. La Villa de Jacagua fue destruida por un devastador terremoto el 2 de diciembre de 1562.  Los sobrevivientes se trasladaron al asentamiento original a orillas del río Yaque, en un solar donado por doña Petronila Jáquez viuda Minaya, en el cual, la ciudad se ha desarrollado desde entonces. 

Dos importantes yacimientos arqueológicos son testimonio de la existencia de los primeros habitantes: La Rusilla, situado cerca de la elevación del mismo nombre a 3, 045 metros sobre el nivel del mar, en la cordillera central y el segundo, la cueva de Yabanal, localizada en la localidad de rincón de Yabanal. Según las referencias del conocido cronista español del siglo XVI Fray Bartolomé de las casas, Santiago formaba parte de dos cacicazgos, el de Maguá, que era dirigido por el cacique Guarionex, y el de la Maguana, cuyo cacique principal era Caonabo. El primero de ambos reinados estaba compuesto por aborígenes de cultura ciguaya. El segundo, en cambio, estaba constituido por habitantes de la cultura taina, que era la más difundida en la isla a la llegada de Colón en 1492. Al paso del tiempo Santiago se ha transformado. Ha pasado de vergel a urbe y como es natural sus rasgos toponímicos han cambiado. No así el espíritu de su gente amable, amistosa, laboriosa y progresista, que se mantiene intacto al paso del tiempo, en armonía con las tradiciones y costumbres de antaño. Así lo atestiguan el entusiasmo y la alegría que despiertan cada año estas celebraciones conmemorativas.

Síntesis

*La Villa de Santiago de los Treinta Caballeros fue fundada en 1495, tres años después del descubrimiento de América. 

*“El primer movimiento poblacional de España en Santiago ocurrió cuándo en el año de 1495 el Adelantado Cristóbal Colón en su segundo viaje a la isla estableció el fuerte de Santo Tomás, localizado en el actual municipio de Jánico, en las espesuras de la Cordillera Central. Continuando con el mismo recorrido, estableció otra fortaleza con el nombre de la Magdalena. Ya en el valle del Cibao, el propio Colón dejó establecida otra fortaleza, a la que dio el nombre de Santiago. Se fija la fecha probable del acontecimiento, el 25 de Julio de 1495, tres años después del Descubrimiento de América, en el lugar que ocupa la colina de la fortaleza San Luis”. 

*Las construcciones de este primer asentamiento incluyeron, además de la fortaleza San Luis, varias chozas en caminos de polvo y lodo. Por razones no aclaradas del todo, en 1504 el gobernador Nicolás de Ovando traslada a Santiago al solar de Jacagua, donde  se edifican una iglesia de piedra y varias casas alrededor de una plaza pública, con varias calles, el cabildo y las casas de los colonizadores y otras familias. Un censo de 1514 revela que la población alcanzaba unas 60 personas que habitaban 40 edificaciones. Lamentablemente la Villa de Jacagua fue destruida por un devastador terremoto el 2 de diciembre de 1562.  Los sobrevivientes se trasladaron al asentamiento original, a orillas del Yaque, en un solar donado por doña Petronila Jáquez viuda Minaya en el cual, se ha desarrollado desde entonces.

 *El panorama general de Santiago ha cambiado mucho desde entonces. Debido a su posición geográfica y sus recursos naturales y humanos nuestra ciudad ha experimentado un notable crecimiento de grandes implicaciones desarrollistas, conducentes a su actual modernización y notable crecimiento urbano, econó-mico, social y cultural. 

  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba