Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Reflejos edición 14 de noviembre 2019


  • Ingrid González de Rodríguez | 13-11-2019

Miguel de Unamuno, gran cultor de la Lengua Castellana

Miguel de Unamuno (Bilbao, 1864 - Salamanca, 1936) estudió filosofía y letras en la universidad de Madrid, época durante la cual leyó a T. Carlyle, Herber Spencer, Friedrich Hegel y Karl Marx. Se doctoró con la tesis “Crítica del problema sobre el origen y prehistoria de la raza vasca” y poco después accedió a la cátedra de lengua y literatura griega en la universidad de Salamanca, en la que desde 1901 fue rector y catedrático de historia de la lengua castellana. Profundizó como pocos en las cuestiones éticas, sobre todo en su idea básica de entender al hombre como "ente de carne y hueso", y la vida como un fin en sí misma, ideas que se proyectaron en sus escritos.

Entre sus obras destacan En torno al casticismo (1895), Mi religión y otros ensayos (1910), Soliloquios y conversaciones (1911) o Del sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos (1913). 

El primero de estos libros es un conjunto de cinco ensayos en torno al tema del "alma castellana". En su célebre ensayo  “Vida de don Quijote y Sancho”, escrita en (1905), expone la relación entre ambos personajes cervantinos, que simbolizan la tensión existente entre ficción y realidad, locura y razón, que constituyen la unidad de la vida y la común aspiración a la inmortalidad.

Unamuno fue un gran estudioso de la lengua castellana, pero ¿Quién le iba a decir que un día su nombre serviría para llevar la lengua española a los confines del desierto del Sáhara en pleno siglo XXI?.

En la ciudad de Dajla, antigua Villa Cisneros, el español ha regresado a las aulas después de haber desaparecido de las mismas durante 40 años. En esta lejana región del mundo se ofrecen clases de español, y se entregan diplomas a estudiantes de español como lengua extranjera. 

La ciudad de Dajla fue fundada por los españoles en 1883 y abandonada por ellos en 1975 para ser ocupada por Mauritania y luego por Marruecos. “La Academia Unamuno” fue fundada por Brahim Hameyada, un hombre con un empeño quijotesco: “Detener el retroceso del español en el Sáhara”.

En verdad que Unamuno fue un gran cultor de la lengua castellana. En su obra trabajó gran variedad de géneros literarios como novela, ensayo, teatro y poesía.

En su época literaria se exigián al autor unos rígidos cánones de estilo a la hora de escribir y publicar una novela: una temática particular, líneas de tiempo y acción específica, una especie de patrón no escrito pero aceptado por todos. Esto suponía una retricción a la libertad creadora. 

La solución de Unamuno fue inventar un nuevo género literario, al que llamó “Nivola”, de esta forma no podría recibir crítica alguna en lo referente a reglas de estética o composición, pues solo se debía atener a las reglas que el mismo había diseñado para su nuevo género. De ello deja constancia en “Niebla” (1914), en el capítulo XVII: 

-¿y cuál es su algumento,  si se puede saber? -mi novela no tiene argumento, o mejor dicho, será el que vaya saliendo. El argumento se hace él solo.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba