Comentarios Recientes

0
Fanny Goris

Entrena tu Ser, Comienza tu Hacer

Fanny Goris | figconsulting@hotmail.com

La gestión por valores, estrategia clave en la calidad de los resultados de los colaboradores


  • Fanny Goris | 15-10-2020

¡Hola queridos atletas intelectivos!

La mayor parte del tiempo nos suele pasar que solo nos preocupamos por la actualización de los temas propios a nuestra profesión, rendimiento, situación económica actual, avances tecnológicos, farándula, entre otros temas y noticias. Pero ¿dónde queda nuestra actualización, seguimiento y refuerzo de nuestros valores? 

Las organizaciones cuentan con misiones y visiones en donde se habla de la razón de ser del negocio, lo que quieren construir a futuro; también se hace referencia a clientes, socios, colaboradores y otros stakeholders, pero ¿dónde quedan los valores corporativos? Muchas veces están escritos, pero ¿Qué papel juegan estos en el día a día de las empresas?

A pesar de que casi todo el mundo reconoce la importancia de la calidad de los resultados para cualquier entidad productiva o de servicio, raras veces la asociamos con los valores. En nuestro país vemos, por ejemplo, cuanta falta nos hacía una gestión por valores. Los recientes descalabros y desfalcos de nuestros últimos gobiernos han desnudado la falta de valores en muchos de los altos funcionarios y colaboradores del Estado. Esta carencia personal y organizacional, les facilitó utilizar los fondos públicos de esas instituciones para su beneficio propio y otros usos indebidos. 

Los valores humanos son las actitudes que sirven para orientar nuestras decisiones y conductas ante la vida. Son como una brújula, que nos lleva por el camino correcto, sin importar lo difícil que sean las condiciones. Cuando una persona conoce y ejercita los valores, tanto los personales como los corporativos, maneja mejor las crisis emocionales y los dilemas. 

Algunos valores que practicamos, escuchamos y vemos en nuestro entorno laboral y que determinan la calidad de nuestros resultados y de nuestro liderazgo personal, son: alegría, respeto, agradecimiento, generosidad, justicia, lealtad, aceptación, reconocimiento, obligaciones, prudencia, madurez, verdad, amor, comprensión, admiración, laboriosidad, humildad, responsabilidad, amistad, patriotismo, obediencia, disciplina, identidad, compasión, perdón, orden, etcétera. Una lista que cada uno debe de elaborar y recordar día con día.

Cuando hablamos de la gestión por valores es poner el foco primero en las personas y luego en los resultados.  La idea que subyace a esta orientación humanista es que mientras que los objetivos van a servir para traducir las acciones en un rendimiento efectivo y los valores sirven para dar.

Para lograr esto resulta esencial transformar los modelos de dirección y de gestión del talento al implantar los valores corporativos. Pues no se trata de decidir de manera unilateral los valores que mejor representan la esencia de la organización, ni tampoco es dictar a los colaboradores los comportamientos y prácticas que resultan deseables para la empresa en pro de alcanzar las metas y fines estratégicos.

Implantar valores corporativos significa formular de manera participativa los valores corporativos, clarificarlos y traducirlos en comportamientos alineados y prácticas organizacionales hasta llegar a interiorizarlos e incorporarlos a la forma habitual de trabajar. 

Es también realizar auditorías de valores de manera periódica para asegurarse de que los valores se están instaurando de manera definitiva y que suponen una guía de actuación clara para toda la organización. 

En definitiva, es impregnar a toda la empresa de una forma común de pensar, sentir y hacer, en la que se cree y confía.

Lejos de parecer una utopía, muchas empresas cuentan ya con un modelo de gestión por valores capaz de infundir sentido de pertenencia, involucramiento y compromiso entre los colaboradores. Algunos de los más buscados son: Transparencia, honestidad, coherencia, libertad, puntualidad, excelencia, adaptabilidad, diligencia, constancia, justicia, cercanía, comunicación y trabajo en equipo.

Al finalizar les quiero dejar con esta frase de autor desconocido, que captura la esencia del mensaje que he querido dejarles hoy. 

“El hombre por encima de cualquier actividad intelectual o social por alta que ésta sea, encuentra su desarrollo pleno, su realización integral, su riqueza insustituible en los valores, aquí, realmente más que cualquier otro campo de su vida se juega su destino”. 

Hasta la próxima vez.

¡Entrena tu ser, comienza tu hacer!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba