Comentarios Recientes

0
Fanny Goris

Entrena tu Ser, Comienza tu Hacer

Fanny Goris | figconsulting@hotmail.com

La disciplina autoimpuesta es clave en nuestro rendimiento


  • Fanny Goris | 23-07-2020

¡Hola queridos lectores!

Comencé a leer un libro que me tiene literalmente atrapada, ya voy poco más de la mitad y ansío cada gota del conocimiento que voy absorbiendo. El libro se llama “El Club de las 5 de la mañana”, escrito por Robín Sharma, el autor del best seller “El monje que vendió su Ferrari”, en este libro su autor plantea que al tomar el control de las mañanas las personas logran darles un empuje a sus vidas. Su eslogan lo dice todo: “Controla tus mañanas, impulsa tu vida”. 

Muchos estarán pensando lo mismo que yo al inicio ¡Cinco de la mañana! ¡Eso es muy tempranooooooo! Pero según Sharma, quienes quieran participar en este club deben disponerse a "sobrellevar la incomodidad que implica crear nuevos hábitos". Además, dice que, luego de prácticamente, dos meses de despertarse sin falta y puntualmente, el hábito se instalará en nuestro ADN.

Como mentor coach de rendimiento, que soy, siempre busco distintas formas y hábitos que permitan a mis clientes incrementar su productividad, mejorar la calidad de su rendimiento y afrontar la vida con un propósito que los ayude a enfrentar los retos que nos presenta la vida de hoy. También es la razón de esta columna que comparto con ustedes mis valiosos lectores “Entrena tu ser, comienza tu hacer”.

Este libro no es pura teoría, Richard Branson, Michelle Obama y Tim Cook son miembros honorarios de un club en el que sus integrantes viven convencidos de una cosa: que levantarse muy temprano es la clave del éxito.

Pero creo que, algo super importante, para que estos conocimientos tengan un profundo impacto personal, incorporando las rutinas que han hecho posible que muchas personas alcancen grandes resultados, al tiempo que aumentan su felicidad y vitalidad, es mediante la autodisciplina autoimpuesta.

Es bueno autoimponerte disciplinas que te permitan elevar tu grado de satisfacción personal y convertirte en un fiel seguidor de aquellas pautas que te interesan practicar. Mediante la autodisciplina te liberas de la inercia material y de la pereza física. Conseguirás un gran estado de plenitud.

 Dedicar una buena parte de tu tiempo disponible, de manera regular a, leer, escuchar música o caminar… son algunas de las prácticas que aumentarán tu estado de plenitud. 

Estas autodisciplinas debes practicarlas con convicción y entusiasmo. Este es el combustible para seguir. Para llegar a lograr realizar estas prácticas hasta que lleguen a incorporarse en nosotros, de manera natural y sin esfuerzo, podemos recurrir a la “emulación”, “hacer como si…” Con esto preparamos nuestra mente y nuestro cuerpo para automatizarlas y que surjan de nosotros de manera espontánea.

Para empezar, imponte pequeños esfuerzos como: comer menos, levantarte antes, etc. De esta manera desarrollarás perseverancia para cosas más esenciales.

Si a esto le agregas el silencio y la paz de los amaneceres junto con la poca luz en tu entorno, te ayudaran a convertir estas autodisciplinas en ritos excelentes.

Libérate del hábito destructivo de no cumplir los compromisos que estableces  contigo mismo. El incumplimiento de las promesas es una de las principales razones por las que muchas personas dejan de sentir aprecio por sí mismas. Así que me despido con esta frase para motivarte a tomar acción. 

“Espero que vivas una vida de la que te sientas orgulloso. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo”. F. Scott Fitgerald

¡Hasta la próxima vez! 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba