Comentarios Recientes

0

La crisis de Salud Pública en Santiago y el país


  • Francisco Angeles | 10-09-2020

El don más preciado que recibimos los seres humanos al momento del nacimiento es la vida la cual es dado por el creador para vivir libre…

Ningún pueblo puede vivir sin salud pública la cual podríamos resaltar que la misma se inició en la ciudad de Santiago con el hospital San Rafael inaugurado en el 1891 gracias a los miembros de la caridad de Santiago la cual funcionaba en la calle 30 de marzo frente a los bomberos y al cementerio municipal.

Fue trasladado en el año 1916 a donde existe   hoy el hospital SEMMA de los maestros y de ahí donde se encuentra hoy el actualmente hospital Universitario José Manuel Cabral y báez el cual se inició con 25 camas para hombres y mujeres con un personal reducido de un director y un sub-director así como varios practicantes y una enfermera para cada quirófano y dos para los pabellones.

Con este centro asistencia de tercer nivel en salud así como el hospital del Seguro Social Vicente Estrella y el hospital Infantil Arturo Grullón se puede decir que se inició la salud pública en Santiago, mientras en Santo Domingo eso se hacía en el hospital Padre Billini, el hospital del Seguro Social Salvador Gautier iniciado en las décadas de los años 40 del siglo pasado así como el hospital Angelita actual doctor Robert Read Cabral.

He dicho en numerosos artículos escritos desde el año 1978 que empecé a e scribir como estudiante de medicina en el periódico el Nacional y posteriormente en el Listìn Diario  desde Madrid cuando realizaba mis especialidades en Psicologìa, Psiquiatrìa y Geriatrìa sobre el particular.

Recuerdo como en el año 1983 realicè mi pasantía medica en el área de Salud Mental en el Hospital Cabral y Báez lo cual me sirvió para mi especialidad en Madrid, gracias también a las investigaciones que había hecho en la UASD sobre el suicidio en Salcedo ganando mejor tesis de investigación gracias al apoyo de mi asesor el profesor Elpidio Fèlix asi como de mi pariente México Angeles Suárez que fuera el representante de la Organizaciòn Mundial de la Salud para Centroamérica y el Caribe con quien trabajé para la erradicación de la  polio en el país y la zona.

En los 33 años que llevo como médico del Hospital Universitario Josè Marìa Cabral y Báez puesto que obtuve por concurso de oposición con una gran cantidad de participante que aspiraban a dicha plaza nunca había visto una crisis de este centro asistencial como la actual, felicito a las autoridades que el miércoles 9 de los corrientes denunciaron el estado actual de esta institución la cual como decía antes he denunciado no solo en los dos periódicos antes mencionado sino también en los periódicos La Información  y Camino de la Conferencia del Episcopado Dominicano sobre todo pidiendo que se devuelva la capilla que fue cerrada y este es el principal consultorio para los creyentes.

Hago un llamado a las autoridades encabezada por el presidente constitucional licenciado Luis Abinader y de Salud Pública los doctores Plutarco Arias y Mario Lama para que no caigan en el error de las pasadas autoridades y abandonar la salud pública  y que deben contar con el personal médico de experiencia de cada centro ya que ellos son los que conocen el problema particular de cada región, no se debe seguir actuando de espalda al personal médico con experiencia ya que como decía el padre de la medicina Hipócrates “Solo el médico que se coloca delante de los pies del paciente puede diagnosticar y tratar” una cosa muy diferente es ser doctor en medicina, investigador y docente sin haber visto un paciente lo cual dice que ese no es médico.

En tal sentido espero que se hagan las asambleas hospitalarias y que se entienda que los hospitales de tercer nivel deben funcional básicamente a través de las jefaturas de los diferentes servicios de las especialidades médicas y de los médicos adjuntos o médicos ayudantes para de ahí pasar a los residentes de 5to. 3ero. 2do. y 1er. nivel hasta llegar a los médicos generales, médicos pasantes, médicos internos y pre-internos.

Si en verdad queremos contar con una verdadera medicina provincial y general como se ha hecho a través de las historia, lo que no debe pasar es lo que viene sucediendo que mantienen en su casa los médicos de mayor experiencia y formando especialistas a través de las residencias sin docencia lo cual es un verdadero crimen que solo afecta a los sectores más pobres y lo cual confirma que el Cibao contamos con una muy buena medicina privada y una medicina de auto gestión  que se empezó a desarrollar en el año 1956 con el PLD quien se propuso acabar con los servicios de Salud Pública, la historia está ahí solo hay que ir y ver lo que ocurre en dichos centros asistencial que no son  más que almacenes de enfermos y miserables productos de la mala política sanitaria llevada a cabo por el pasado gobierno la cual estuvo dirigida por personal que nada tenían que ver con la salud y donde no hay ni laboratorio por ellos no se pueden hacer los análisis de PCR y otros...

Actualmente se habla mucho de la administración de salud pero solo el personal médico con la asesoría adecuada está en la capacidad de resolver los problemas de salud de esta sociedad lo demás ha sido comercio ya que no se puede poner a dirigir un gabinete a una persona que no conoce de salud por que la salud no se negocia como se ha venido haciendo últimamente en nuestro país y hay que recordar que el médico es para toda la vida siempre entregado a su apostolado.

El autor es especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría

Hospital Universitario José María Cabral y Báez


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba