Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

La ciencia y su finalidad de interpretar el mundo


  • Ingrid González de Rodríguez | 14-01-2021

“Ciencia (del latín scientia, de scire, “conocer”) es el conjunto de actividades intelectuales encaminadas a conocer, y también interpretar la realidad, con la finalidad de dar una explicación objetiva y racional del universo que, en última instancia, logre el mejoramiento humano. Esto significa que la ciencia no es una acumulación anárquica de conocimientos, sino una integración de éstos, en correspondencia con la realidad, lo cual significa que deben ser comprobados. Sin embargo, un simple conocimiento no es una explicación, se necesita  la interpretación de los hechos o fenómenos, la profundización de sus características más importantes y de sus formas de evolución, mediante un método científico que lleve a la explicación coherente de las causas y efectos de dichos fenómenos. De ahí se derivan leyes y teorías que permiten a la ciencia predecir los resultados bajo determinadas condiciones lo que en el fondo, hace posible comprobar en la acción práctica, la certeza de una interpretación”.  

La ciencia tiene como objetivo percibir del modo más exacto posible el mundo que nos rodea. Este conocimiento debe presentar ciertas características: ser universal y verificable, asentarse sobre teorías o leyes, establecerse a partir de un método científico reconocido y ser difundido. Así pues, todo conocimiento científico está vinculado a un lugar, un contexto histórico, y una época.

El filósofo alemán Rudolf Carnap (1891-1970) elaboró una clasificación de las principales ciencias en función de su objeto de estudio. Se distinguen las siguientes: 

1) Las ciencias puras o formales, que se apoyan en un mecanismo de deducción pero no se proponen como finalidad inmediata una utilidad concreta (matemáticas, lógica, etc.). 

2) Las ciencias aplicadas, que se asientan en la observación y tienen un fin específico de naturaleza práctica. Estas, a su vez, se subdividen en dos ramas: 

- Las ciencias naturales, que estudian la naturaleza desde un enfoque fundamentado en la experimentación y el uso de instrumentos de medición para verificar o invalidar una teoría (física, química, biología, geología, etc.). 

-Las ciencias humanas, denominadas también ciencias sociales, cuyo objeto es el estudio de las sociedades humanas en todas sus formas. Cada una de ellas se basan en un enfoque distinto (historia, geografía, sociología, psicología, etc.).”

 La técnica no es más que la aplicación de la ciencia, si nos adentramos en el amplio campo de la ciencia y la técnica observaremos que los científicos aprenden a hacer ciencia mediante la instrucción explícita de sus profesores, de sus textos de estudio y de sus colegas. Pero una actitud singular los motiva, es el afán de innovar y emprender, los grandes genios de la ciencia y innnovación -de hoy y siempre- se preocupan por crear nuevos productos, servicios y vías para hacer cosas, por y para los demás. 

Es precisamente esa inclinación a hacer cosas por, y para los demás, mejorando el mundo y procurando para la gente mayor calidad de vida, la esencia del auténtico espíritu creativo que motiva a los científicos y tecnólogos. De ahí que, la historia de nuestra época está decisivamente marcada por la ciencia, principalmente por las aplicaciones prácticas de los avances científicos, que han llegado a todos los confines de la tierra, en todos los campos surgen aparatos novedosos, complejos, verdaderas maravillas.

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba