Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

La Catedral de Sevilla


  • Ingrid González de Rodríguez | 22-11-2020

En el año 711 de nuestra era, atraídos por las posibilidades comerciales y las expectativas de expandir el Islam, unos 12 mil árabes de la tribu Berebere, al mando de Tarik, zarpan desde Marruecos y desembarcan en Gibraltar, expulsando a Rodrigo, el ultimo Rey Visigodo de España. Enfrentan una resistencia que no logró detenerlos, se extienden rápidamente, y fundan tres reinos que fueron el centro del esplendor de la cultura Musulmana en España: Córdoba, Sevilla y Granada, los tres grandes núcleos que centralizan  la Región de Andalucía o Al- andaluz,  tres urbes protagónicas de la España Musulmana, se destacaron por un singular florecimiento de las artes, las ciencias, y las letras.  

 El Islam permaneció en la Península Ibérica en los próximos 800 años. Fueron siete siglos de convivencia entre la Civilización Hispánica y la Civilización Islámica, un legado cultural que se proyectó hacia América, a través del descubrimiento, la conquista y la colonización.   

Durante los ocho siglos de dominio musulmán, la civilización islámica dejó como legado en España un importante patrimonio arquitectónico y artístico. En ese periodo, importantes avances científicos y culturales, no sólo para España, sino para el conjunto Europa, aportó la civilización musulmana, como por ejemplo, el algebra y el concepto de cero, el estudio de las raíces cúbicas y cuadradas, la investigación sistemática de la anatomía humana y la fabricación del papel. Durante este período los numerales árabes remplazaron el sistema romano y se introdujeron nuevos cultivos como el arroz, el algodón, la caña de azúcar y la palmera.   

Belleza y esplendor de la Arquitectura Árabe  

Las muestras de una hermosa arquitectura árabe, conforman una parte importante de los hitos arquitectónicos que hoy día identifican a muchas ciudades españolas. Se destacan famosas edificaciones. Entre otras, la Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada, el palacio de Medina Azzahra, la Catedral de Sevilla (antigua mezquita árabe), el palacio árabe de Aljaferia, en Zaragoza, el Alcázar de Sevilla, la Torre del Oro de Sevilla, son solo una muestra de la belleza de la arquitectura árabe en España.  

Sus elementos  se caracterizan por la armonía y combinación entre arquitectura y espacio, el uso de la cúpula esférica, policromía, estructura con arcos de herradura, el arco lobulado, minarete y la filigrana en la decoración, son sus elementos más característicos.   

El 2 de enero de 1492, los Reyes Católicos Isabel de Castilla y Fernando de Aragón conquistaron el reino de Granada, culminando con este hecho, el proceso de la reconquista que se había iniciado en Córdova y Sevilla. Los Reyes Católicos logran la unificación política y religiosa en la Península Ibérica y expulsan de España a los árabes y los judíos.  Con el descubrimiento del nuevo mundo, España entra en la Edad Moderna, al reinado de los Reyes Católicos le sigue el de su sobrino Carlos V (1516- 1556), durante el cual, España se convierte en una potencia mundial.   La huella de la historia permanece inalterable en el tiempo. El arte árabe es posiblemente uno de los de mayor extensión en la historia del arte universal: Asia, África, Europa, América, sus elementos llegan a América, a través del descubrimiento. En la República Dominicana tenemos hermosos elementos de la arquitectura árabe en el estilo mudéjar de muchas edificaciones de la zona colonial.     

Sevilla es una de las ciudades más emblemáticas de España y Europa, milenaria en su antigüedad, rica y exuberante en sus monumentos, variadas son sus expresiones de artísticas, como universal es su historia. Con Príamo, deseábamos ir a Sevilla y observar la riqueza histórica y monumental de su entorno pues en él se encuentran la Catedral, el Archivo de Indias, el Ayuntamiento, la Iglesia de, la Iglesia de la Anunciación, el famoso barrio de la Santa Cruz, la torre del oro, y otros monumentos de gran interés histórico.  

Finalizado un Congreso Internacional de la AUIP, que tuvo como sede la Universidad de Salamanca, nos fuimos Sevilla en compañía de amigos muy apreciados. Nuestro recorrido por la ciudad se organizó en base a la ruta de “Sevilla artística”, que nos llevó a visitar el antiguo casco urbano de la ciudad que estuvo amurallado y que, en su trazado perimetral tiene forma de hoja de lanza, según han dicho los arquitectos medievales.     

La Catedral de Sevilla es un hito arquitectónico que observan cientos y cientos de turistas cada día, fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, en 1987. Es un monumento impresionante, con una estructura en forma de cruz y detalles particulares que admirar en sus arcos arbotantes.  

Aunque en sentido general su estilo es Gótico, la torre y el campanario, llamados “Giralda” con 104 m. de altura, un conjunto visible desde casi toda la ciudad, fue construido a semejanza del minarete o alminar de la mezquita de Kutubia de Marrakech (Marruecos). Aunque el remate superior del bellísimo campanario es de sesgo renacentista, “La torre de la Giralda”, o campanario de la Catedral de Sevilla es una muestra del esplendor de la arquitectura árabe en España. La Catedral de Sevilla posee múltiples elementos del arte islámico, que se fusionan en armonía de formas y materiales con los estilos mencionados. En el interior del templo, diseñado por Alfonso Martínez en 1402 a 1439, y cuya planta es de cinco naves, nos encontramos con uno de los motivos de mayor admiración: es el retablo mayor, considerado una de las obras más importantes del arte religioso universal. Fue diseñado por el artista flamenco Pierre Dankart. Representa conmovedoras escenas de la vida de Cristo y vidas de Santos.     

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba