Comentarios Recientes

0

Impacto psicológico del Coronavirus


  • Johanna Beltré | 29-03-2020

La alerta causada por el coronavirus, declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud y que ha puesto en vilo al planeta,  ha generado un impacto no sólo en el aspecto económico y social, sino también psicológico.

Esta crisis sanitaria que amenaza la vida de todos, en especial de los adultos mayores y personas con salud delicada, está causando efectos psicológicos adversos que posiblemente dejarán como secuelas algunas enfermedades mentales.

La catástrofe que tomó a muchos por sorpresa, ha sometido al ser humano a un distanciamiento social obligatorio, en lo que pudiera denominarse como algo sin precedentes en la historia contemporánea de la humanidad.

Sofía Rodríguez, quien se vio forzada a cerrar las puertas de su pequeño negocio por disposición gubernamental, manifiesta que la paranoia que se vive por la enfermedad, supera por mucho los efectos económicos que pudiera devenir en los próximos días.

Angustiada por las predisposiciones de salud de su madre, quien pasa de los sesenta años de edad y quien padece hipertensión arterial y diabetes, Rodríguez destaca la sensación de estar viviendo una experiencia "irreal".

"El aislamiento que vivimos, el encierro y sobre todo saber que luchamos con un enemigo invisible y despiadado, me ha hecho perder gran parte del pelo en tan sólo dos semanas", señala Sofía con tono triste.

 El estrés al que ha estado sometido la humanidad en estas últimas semanas, pudiera desencadenar un sin número de enfermedades psicológicas.

En entrevista para este diario La Información, la psicóloga clínica Haydée Domínguez, especialista en terapia sexual y de pareja, así como inteligencia emocional, destacó que  efectivamente mucha gente ha ubicado las películas y series que se asemejan a esta cruda realidad. Los efectos en la salud mental ya están apareciendo. Ya luego de 10 días es que, según estudios, se notan más cruelmente los estragos en la mente de la gente.

Señaló que "debemos ser honestos, no todo el mundo mantendrá la calma y eso depende mucho de la personalidad de cada quien. Cada persona tiene su estilo afrontativo. La calma se consigue con decisión, con firmeza de carácter, con una vida con propósito que estimula a pensar en positivo y con ejercicios de conciencia plena para no perder el enfoque".

Para manejar el encierro, la destacada profesional de la conducta humana, manifiesta que esta cuarentena que no sabemos hasta cuándo ha de ser, por lo que recomienda rutinas como: proponerse metas cada día (de higiene, de orden, de alimentación, de productividad, de aprendizaje de juego), así como socialización con los de casa y con los de fuera, usando la maravillosa tecnología que disfrutamos.

Haydée Domínguez declara que esta crisis está agravando a los pacientes diagnosticados y con tratamiento actualmente.

"Los trastornos que se expectan son: ansiedad generalizada, ataques de pánico, trastornos de la conducta alimentaria, dificultades en los patrones de sueño, depresión mayor, suicidios,  hipocondrías, trastornos obsesivos compulsivos, entre otros.

Domínguez destacó que la hipocondría podría debutar en muchas personas y agravarse en las que ya tienen diagnóstico.

En torno a cómo procesar el flujo de informaciones acerca del virus, recomienda

Segmentar horas para ver o leer noticias, elegir como tope 5 medios de comunicación que sirva de referencia y que tengan credibilidad,  bloquear grupos de WhatsApp que drenen energías y que nos dan toxicidad o que simplemente envían demasiada información y cuidar y poner contención en lo que recibimos, ya que es vital para subsistir mentalmente.

En cuanto a los retos que enfrentamos cuando todo haya terminado, la terapeuta clínica cita la adaptación, retomar lazos sociales, el miedo a enfermarnos, flexibilidad ante las noticias, asumir con obsesión las medidas de higiene y el conflicto entre las personas cuando se alguien decida evitar el contacto físico.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba