Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

Grandes Escritores Universales Confucio y Lao-tzé


  • Ingrid González de Rodríguez | 29-12-2020

El conjunto de obras representativas de las literaturas orientales de la antigüedad que ha llegado hasta la actualidad, está conformado por piezas literarias que se distinguen por sus particulares valores estéticos de sentido religioso y marcado carácter simbólico. Se debe entender el simbolismo como una forma de pensamiento que no presenta directamente los temas, sino que emplea un sentido implícito e indirecto de expresión sustentado en símbolos y alegorías, en los que prevalece la imaginación sobre el racionalismo típico de los pueblos occidentales.   

 Al hablar sobre la importancia y el fundamento conceptual de las obras cumbres de las literaturas orientales, resaltan la función general de la literatura en la sociedad las características estéticas de la producción literaria de los pueblos de oriente. “En cuanto a la religiosidad no se debe olvidar que el arte es un reflejo contundente de la vida y de las preocupaciones humanas. De esta manera, se puede afirmar que las civilizaciones del Antiguo Oriente fueron fundamentalmente, religiosas. Esto se observa en sus aportaciones artísticas y, por supuesto en su literatura. La famosa cabeza de Nefertiti, en Egipto, y las diversas representaciones de la diosa Kali entre los hindúes, muestran la idea cultural que se tenía sobre la mujer, así como un contexto filosófico en que se advierten las relaciones del individuo con el cosmos. En las obras literarias se refleja el pensamiento, las costumbres, las creencias y los ideales de un grupo humano. Los textos del Antiguo Oriente resultan tan meritorios como dignos de alabanza por su intención filosófica, por su elevación espiritual y por su alto contenido literario, pues, a pesar de la extrema antigüedad, ahí pervive el espíritu del ser humano, de su trayectoria histórica y de su percepción de la realidad”.    

La Literatura china  

 China es el país más poblado del planeta y el tercero en extensión. Limita al norte con Rusia y Mongolia, al este con Rusia, Corea y el Pacífico, al sur con Birmania, India, Nepal y Bután, al Oeste, con Pakistán Occidental, Afganistán y Rusia. Dos grandes cuencas pluviales se destacan en la hidrografía china: la del Hoang-Ho o río amarillo y la del Yangtse o azul, dos masas de agua caudalosa que se comunican mediante canales que unen afluentes naturales que dan origen a una de las tierras llanas más fértiles del mundo. Por su geografía rodeada de altas montañas, en China se formó un gran imperio soberano y autónomo que desarrolló a través de la historia una cultura con identidad propia. China posee la civilización más antigua de la tierra. Hace más de cuatro milenios cuando Europa estaba sumida en la Prehistoria sumida en el Prehistoria, ya los chinos sabían cultivar la tierra, fabricaban telas y estaban organizados políticamente”.   En la cadena del tiempo, los chinos pueden mostrar los monumentos literarios más antiguos (siglo XXIV a. de C.). En las regiones del Yang-se-kiang y Ho-hang-ho, aparecen las primeras manifestaciones culturales. La literatura china produjo una variada colección de poesías, novelas, relatos y fábulas.  

 Dos sabios chinos pasan a la nomenclatura de los grandes constructores de la filosofía humana. Confucio (s. VI a. C.) y Lao-tzé (600 a. C.). El primero fue un moralista que predicó la virtud y el altruismo, junto al ascetismo como vencedor de las pasiones. El segundo, fue un reformador religioso que ha pasado a la posteridad por su obra Tao-te-King o “libro del camino recto”.  

 Las Analectas de Confucio  

Confucio es el autor de una colección de sentencias aplicables tanto a la vida en general como a la educación. El confucianismo es un conjunto de preceptos filosófico- morales, basados en el ejercicio y posesión de la virtud, en la sinceridad de las relaciones humanas, y en el orden de la vida.   A partir del siglo II, a. de C., esta doctrina se convirtió en el credo oficial chino. Y en sistema oficial para el examen en la universidad Imperial y a los funcionarios en cargos públicos, manteniendo su primacía durante un largo período de tiempo. La doctrina hace hincapié en la educación de toda la nación en el orden moral. En general, Confucio plantea que la sociedad sólo puede progresar si los seres humanos mantienen relaciones justas entre ellos. La filosofía de Confucio se extendió a Korea, Japón y Vietnam.   La obra “Lun Yu” o “Analectas” contiene veinte capítulos que exponen el pensamiento confuciano, en relación a temas de política, moral, religión y educación.   

El libro del Camino recto

Lao- tzé elaboró una doctrina: el “Taoísmo”, su centralidad se funda en una idea: un punto de energía pone en marcha el universo y está presente en todos los elementos de la naturaleza y el cuerpo humano que es un escenario natural atravesado por invisibles canales de energía vital que controlan las funciones corporales. El taoísmo tiene unas implicaciones prácticas, de las que derivan los principios de la medicina tradicional china tan famosa en el mundo.El “libro del camino recto” invita a las personas a elegir el “camino del medio” que deben seguir los gobernantes y los gobernados, de modo que unos y otros puedan gobernarse a sí mismos y a los demás. “El tao” es el camino a través del cual los individuos recorren una vida de moderación y evitan cualquier exceso.La obra es una colección de sentencias breves y crípticas abiertas a diversos temas, un texto que destaca tanto por sus profundas ideas filosóficas y la intensidad emotiva de los enunciados del autor, como por su armónica belleza formal.

Síntesis

La literatura china clásica tiene una historia que se remonta desde los más antiguos archivos oficiales dinásticos conservados, hasta las obras de ficción surgidas durante la dinastía Ming. Junto con la hebrea y la india, es una de las tradiciones literarias más antiguas del mundo. No puede ser de otra manera, si consideramos que China es uno de los primeros 

lugares donde se desarrollaron los primeros elementos de la civilización.

Los cuatro libros confucianos: El Dâ Xué (Gran Saber) y Zhöng Yóng (Doctrina de la medianía) forman parte del Clásico de los Ritos; Lùn Yu (Los analectas) ( compilación de dichos de Confucio) y Mèng Zi(Mencio), recoge la obra de este filósofo confuciano.

Clásicos taoístas

El Taoismo, es una doctrina filosófica y religiosa que promueve la vida en armonía con el tao, que significa literalmente “camino” (taoísmo quiere decir “enseñanza del camino”).

El tao es un principio de unidad absoluta y al mismo tiempo mutable; es lo que constituye la realidad suprema de todo, de acuerdo a su principio ontológico y cosmogónico.

Las obras clásicas del Taoísmo, son: El Dao De Jing (Clásico de la vía y la virtud), (siglo IV a.C.); el Lie Zi (Clásico de la perfecta vacuidad); y el Zhuang  Zi o Chuang Tzu. 

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba