Comentarios Recientes

0

Familia y Rotary: Plato difícil de preparar


  • Francisco Angeles | 21-12-2020

Las clases sociales, políticas, económicas y religiosas, reconocen la familia como el núcleo de la vida civil y religiosa. La misma ha estado junto a los profetas y la familia de Nazaret según explica el Génesis, donde se ve que después que Dios separó cielo y tierra e hiciera la luz entonces creó la pareja de Adán y Eva en libertad de pensar lo cual se transparenta en el libro ante citado y que incluso reconoce el marxismo y leninismo a pesar de los pesares…

Los padres están obligados a la educación y formación de los hijos y así se  transmite la herencia, el nombre y el oficio. Nuestra cultura cristiana nos da la libertad para buscar pareja y formar familia. Lo mismo pasa en Rotary donde un rotario busca a otra persona para que conozca el club y a Rotary.

Se invita a ver o a observar cuando esta persona tiene  vocación de servicio y si le gusta sigue visitando hasta que se comprometa a pertenecer al Club que a la vez pertenece a un distrito de Rotary en el caso nuestro es el 4060 y donde se compromete a pagar  una cuota para los gastos y así mismo cumplir con los reglamentos y principios de Rotary los cuales están pre-escrito y que el club hace cumplir quedando fuera aquellos que no cumplan los mismos, por lo cual se dice que Rotary no expulsa a nadie se van por no cumplir. Rotary expulsa al Club no al rotario por ser miembro del club, allí queda su caso y no cumplir es salida automática.

Como se puede ver la familia se forma de una pareja de hombre y mujer según las palabras así como para ser rotario tiene que ser invitado por un socio activo que se llama padrino el cual tiene una clasificación en el club y buscará una clasificación para su ahijado en caso que decida pertenecer  a esta familia para servir con  amor como se hace en Rotary.

En el tercer sábado del mes de la familia y la Fundación Rotaria en el programa “Medicina y Sociedad”  que se transmite los sábados de 10 a 11 a.m. por Radio Amistad  se habló de la importancia de la familia tema enfocado por nuestra CR socia honoraria Miguelina Fernández  la cual enfocó el tema de la familia “como un plato difícil de preparar” señalando que son mucho los ingredientes para formar una buena familia además deben usarse como trucos, los secretos así como los imprevistos y sorpresas. La misma es un plato que emociona, que nos deleita, que nos ayuda a reconocer a la vez que nos transporta en el tiempo…que nos lleva en ocasiones a llorar de alegría y de tristeza en especial a quienes se encuentran cerca o alrededor de dicha familia en especial al final de año por el adviento.

La receta de la familia perfecta no existe, está por inventarse y siempre vemos la familia de José, María y Jesús como la familia ideal, así como  también podría verse en los profetas que dieron ejemplo de lo que es la familia.

La familia es afinidad, unión, regocijo y amor donde cada casa le gusta preparar la familia a su manera particular. Hay familia dulces, otras medio amargas, ácida y otras con su pimienta particular, así de simple es la familia…

Hay familia que no tienen gusto de nada; que sería como una familia a dieta o amorfa donde solo se soportan para mantener la línea y la imagen frente a la sociedad; en cualquier  caso la familia es un plato que debe servirse caliente y bien gustoso con sabor y amor particular de ella, sobre todo en Navidad, por la luz, la esperanza y la alegría.

Una familia fría es insoportable y muy triste. En fin, la receta de familia no se copia, se inventa, se crea, se degusta, se saborea y se vive a su manera no habiendo dos iguales que es como el ser humano que no existen dos idénticos sino que siempre tienen algo en particular, por ello a nadie le enseñan a ser padre.

Los miembros de una familia van aprendiendo poco a poco van transmitiendo lo que saben en el día a día, mucho se gana del recuerdo y en los reencuentros familiares, ahora con distanciamiento.

La familia es un plato que cuando se acaba, nunca más se repite quienes la tienen deben disfrutarla y aprovecharla, valorarla porque la misma es un proyecto de Dios, por lo que debe perdonarse, aceptarse, tolerarse y amarse, vivamos la alegría y tristeza que no sea siempre cuando falta algo o algún miembro de ella, sea que nos vemos como familia, pareciera que el ingrediente que une es el dolor y la ausencia, ahora el adviento debe ser tiempo de alegría como lo hace Rotary y su Fundación  que trabaja como verdadera familia donde no hay que agradecer ni guardar rencor porque cada familia tiene su escuela así como Rotary la tiene en la juventud con Interact y Rotaract  y ni hablar de los grupos pro fomentos de la Comunidad y otros que se crearán en el futuro inmediato para Rotary seguir adecuándose a los nuevos tiempos según lo predijo su fundador el iluminado Paul Harris ante de morir en el 1947.

 Francisco Ángeles y Miguelina Fernández D.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba