Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

En Israel, tras los pasos de Jesús


  • Ingrid González de Rodríguez | 19-10-2020

Dios se revela al mundo a través de su Hijo de un modo maravilloso: Jesús Hijo de Dios, se hizo hombre y con su mensaje de amor y perdón cambió el rumbo de la historia. Jesús era hebreo, nació en Israel. El Antiguo Testamento recoge puntualmente la historia de su pueblo que, desde su instalación en Palestina, vivió diferentes etapas de su historia.

La contemplación de Jerusalén desde el Monte de los Olivos asombra al viajero. Porque hasta allí se llega por un llamado de la fe. Con Príamo, visité La Tierra Santa, nos sentimos conmovidos al contemplar los lugares más emblemáticos de la cristiandad. Jerusalen, donde tuvo lugar la crucifixion, muerte y resurección de Jesucristo fue uno ellos, pues también fuimos a Belén, Nazareth, Seforis, Caná, Capernaum, Cesárea, y Yardenit, entre otras. 

El Rey David la convirtió en su capital. El primer templo fue construido aquí por su hijo Salomón durante los años 961-922 A.C. Era el centro cultural y espiritual del pueblo judío, su origen se remonta al año 2000 A. C. cuándo Abraham, el padre de los Hebreos abandona su ciudad de origen Ur, de los Caldeos -una antigua y pujante metrópoli- y atendiendo al mandato Bíblico conduce a su pueblo a la noción de un Dios único y creador, conductor no solo de una ciudad o pueblo, sino de todo el universo. 

La urbe es  portadora de un significado espiritual muy especial para los Cristianos. Simbólica, sagrada, eterna, tres veces milenaria y lugar de reverencia de las tres grandes religiones monoteístas del planeta (judaísmo, cristianismo, e islamismo), Jerusalén es una de las ciudades más visitadas del mundo, miles y miles de visitantes procedentes de todas partes, transitan diariamente por sus calles, dirigiéndose a sus milenarios sitios históricos. Turistas, artistas, creyentes religiosos, frailes, sacerdotes, monjes, poetas y filósofos de todas las tradiciones culturales llegan a conocer el país donde nació Jesús.

 Unos tres mil años a. de C.  la ciudad ya estaba cubierta de casas. Jerusalen sobresale entre las ciudades-estado Cananeas y fue varias veces fortificada para protegerla de los aludes de tierra. De raigambre universal e intemporal, hermosas tonalidades minerales, ocres, rosadas, doradas, en contrastaste con el intenso verde de la vegetación, otorgan a la urbe el aspecto físico muy  particular, que materializa su significado místico.

Jesús nació en Belén, región Hebrea de Galilea, fijándose la fecha de su nacimiento entre los años 7 y 4 antes de nuestra era, bajo el reinado del Rey Herodes, que gobernaba en Palestina en esta época, durante el Imperio de Augusto. La historia documenta su nacimiento en Belén de Judá, su niñez y juventud en Nazaret de Galilea, y su muerte en Jerusalén en el sitio del Gólgota.

La iglesia del santo Sepulcro donde fue enterrado el cuerpo de Jesús, El lugar que se llama Gólgota -que es dicho- el lugar de la calavera, del Calvario (Mateo 27:33), junto a  las estaciones 10ª. 11ª. 12ª.  de la Vía Dolorosa y su conjunto de edificios donde sobresale la Iglesia de Santa Elena y la Capilla de la Cruz, representan hitos, no sólo arquitectónicos sino también espirituales.  

En la gráfica que presentamos en esta página se observa la iglesia del Santo Sepulcro, uno de los principales santuarios del cristianismo. Siguiendo las palabras de la promesa de CRISTO:

¡ El que cree en mi, no morirá, vivirá para siempre!

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba