Comentarios Recientes

0

Empleados de emblemática Farmacia Normal realizan homenaje póstumo a don Tomás Checo

Juan Tomás Checo hijo se dirige a la concurrencia agradeciendo a nombre de la familia Checo-Ramírez

Ver galería

5 imágenes

Grupo de expleados de la Farmacia Normal del área de mostrador y oficinas.


  • Redacción | 27-08-2019

Santo Domingo.-En un momento de muchas emociones, lágrimas de alegría y de tristeza, antiguos empleados de la Farmacia Normal dieron un reconocimiento póstumo a quien por más de sesenta años ocupó funciones gerenciales en la misma: don   Don Juan Tomas Checo Estevez, un ser humano extraordinario que dejó una impronta de servicio a la comunidad, digna de reconocimiento.
   
Medio centenar de empleados que una vez trabajaron en la “Normal” se desplazaron de distintas partes del país y de los Estados Unidos  y se congregaron en un día memorable para dar constancia y testimonio del aprecio a un gerente empresarial y trabajador voluntario de entidades de servicios.
   
La actividad se inició con un acto religioso dirigido por Luis Tejada, un antiguo empleado de la farmacia y que tuvo a cargo la “celebración de la palabra”. El gran conocimiento que tuvo del señor Checo fue oportuno para que destacara sus méritos y las grandes cualidades de hombre de bien, su enorme espíritu de servicio y su gran ejemplo como cristiano militante.
  
Luego de terminado el servicio religioso el Señor Braulio Rodríguez tuvo las palabras centrales, haciendo una semblanza de la personalidad y las huellas dejada en la ciudad por Don Juan Tomas Checo.
   
Destacó la importancia histórica de la empresa como la más antigua del país fundada en 1837 y el significado histórico como motivo de orgullo para la region cibaeña.
   
La gerencia basada en las relaciones utilizadas por  Checo, la destacó como una forma novedosa de fidelizar clientes internos y externos con 30 años de adelanto a la escuela de Austria que propulsó el Marketing Relacionar.
   
Destacó además la gran escuela que fue la Farmacia Normal en materia de artes, recreación, trabajo significante, historia, geografía y de amor a las tradiciones vernáculas representadas por las marchantas, músicos que acudían los sábados  a la farmacia a interpretar merengues típicos provocando en la clientela una espontánea diversión.  
   
Destacó además, que era un importante representante de la escuela empírica administrativa de Santiago cuyo estandarte se basaba en el servicio, la honestidad y un manejo del personal basado en las relaciones laborales armoniosas.
       
En nombre de los familiares de Don Checo, su hijo mayor Juan Tomas Checo agradeció al equipo encargado de la logística del evento formado por doña Eugenia Zorilla de Hidalgo, Rafael Salce, Manuel Estevez, Luis Tejada, Yolanda Fernandez de Núñez y Braulio Rodríguez y a todos los asistentes por la muestra de afecto para su padre.

Destacó las cualidades excepcionales de su progenitor  y su papel como gerente.
   
Destacó la importancia de la Farmacia Normal como ente histórico del país, el legado de su padre como una persona de bien y la profunda tristeza que significó el cambio de nombre de la farmacia y luego su cambio de propietario.
   
Las lágrimas sorprendieron a muchos  ojos con estas palabras y llegaron aplausos espontáneos al término de su intervención.
 
A seguidas Susano Yapor, Josefina Peralta, Chiqui Checo, Manolo Herrera hablaron destacando las cualidades de Don Checo y el espíritu de armonía laboral vivido a su lado entre anécdotas y momentos memorables.
   
Los organizadores tenían una sorpresa adicional en el evento que consistió en un retrato al óleo de Don Checo, obra del destacado retratista cibaeño Eusebio Vidal, quien logró pintar lo bondad representada en el protagonista del día.
   
Un trabajo limpio enmarcado en un delicado marco plateado donde se destaca la esencia virtuosa de un hombre que a muchos dejó un torrente de enseñanza según los testimonios obtenidos.
   
Se agradeció la entrega de la propietaria de Pizzería La Antillana la Señora Helen Grullon por encargarse del bufete personalmente y de la logística del evento que cerró con una fiesta bailable, y la presentación en pantalla gigante de imagines fotográficas de muchos de los asistentes cuando laboraron en la empresa emblemática del país.  Grandes carcajadas y emociones sinceras surgieron  de personas que tenían décadas sin verse.

 

 

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba