Comentarios Recientes

0

El sentimiento de culpa


  • Isabel Valerio Lora | 20-02-2020

 ¡Ah! ¡Cosa terrible es sentir como propia la ajena culpa! Oscar Wilde

La culpa es una vivencia psicológica que surge a consecuencia de una acción que causa un daño y que provoca un sentimiento de responsabilidad. También puede surgir por la omisión intencionada de un acto. (https://www.enciclopediasalud.com)

 Algunos autores, definen la culpa como un afecto doloroso que surge de la creencia o sensación de haber traspasado las normas éticas personales o sociales especialmente si se ha perjudicado a alguien. 

 El ser humano experimenta sentimientos de culpa, cuando inicia el desarrollo de su conciencia moral, en la infancia y que se ve influenciada por nuestras diferencias individuales y por el nivel educacional adquirido. Al sentir culpa, asumimos nuestra responsabilidad ante la falta cometida y nos hacemos conscientes de que lo que hicimos estuvo mal, facilitando así que podamos reparar nuestra falla

Elementos involucrados con el sentimiento de culpa:

• Existe un acto causal, real o imaginario, que es el que desencadena el sentimiento de culpa.

• La percepción y autovaloración negativa del acto por parte del sujeto, mala conciencia.

• La emoción negativa derivada de la culpa, los remordimientos.

Síntomas del sentimiento de culpa:

Emplear mucho tiempo analizando posibles errores propios y restar importancia a los errores ajenos.

 Pensamientos obsesivos de haber faltado.

Tratar mejor a los demás que a nosotros mismo.

Omitir lo que nos molesta y no nos gusta de los demás.

Minimizar los logros alcanzados, dar demasiados créditos a otros.

Sentirse responsable del malestar ajeno.

Imposibilidad de decir no, tener un sí presente, aún nos perjudique.

Disculparse de forma frecuente.

Buscar satisfacer a los demás para no sentir culpa.

Terrible sensación de malestar, que puede potenciar el estrés.

Sugerencias para liberar el sentimiento de culpa:

Identifica la conducta manifiesta u omitida que te hace sentir culpa. Pregúntate ¿por qué te sientes así?  Utilizando la razón y canalizando las emociones que afloren.

Asume responsabilidad de tus actos, sabiendo las consecuencias que pueden generar.

Acepta que eres humano y que puedes equivocarte.

Pide perdón a todos los agraviados.

Expresa de forma verbal o escrita tu arrepentimiento y cómo vas a reparar el daño causado.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba