Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

El ordenador, la máquina que revolucionó el mundo

Foto: Fuente Externa


  • Ingrid González de Rodríguez | 25-11-2020

Dentro de las grandes conquistas de la ciencia y la técnica del siglo XX, merece una atención especial el ordenador. Con su llegada, no tardaría en cambiar el curso de la historia.El ordenador es el elemento técnico más característico de los tiempos modernos pues se aplica a todas las actividades humanas. Por ejemplo, en el campo educativo,su gran ayuda en el uso de la información y en el ámbito cultural, como ya sabemos, es trascendental. Se han abierto nuevas tipologías de creatividad tanto en las artes, como en las ciencias. 

El conocimiento cibernético parece no tener límites, con el ordenador nació una nueva rama de la ciencia, la cibernética ha revolucionando el mundo,las redes sociales a través de Internet, no sólo son contextos de intercambio para expresar emociones y estados de ánimo a través de mensajes de texto e imágenes, sino también ideas, conceptos, ideologías, modas etc., el estado actual de los medios es el resultado de una nueva época marcada por mensajes simultáneos, inmediatos y muy rápidos, actualmente la revolución de la informática, va camino a la computadora cuántica y sus aspectos principales que prometen revolucionar la tecnología de la computación con la aplicación de la mecánica cuántica para procesar y buscar soluciones a problemas millones de veces más rápidamente que cualquier dispositivo actual.

El primer ordenador electrónico, construido por el ejército norteamericano, realizaba cinco mil sumas por segundo, unos años el "sistem 300" podía leer documentos, contestar preguntas en clave y contestar por teléfono. La cuarta generación, se caracterizó por porque en le mismo espacio que ocupaba en la tercera un transistor o un circuito integrado, en esta máquina pudieron entrar diez mil.Cada generación o serie se fue perfeccionando, hasta llegar a las fascinantes máquinas actuales que hoy día  nos parecen objetos de uso cotidiano y común.El internet nos parece muy natural, pero en su momento sorprendió al mundo, de tal manera, que la vida cotidiana de un número considerable de habitantes del planeta se ha modificado, en cuanto la forma de comprender y conocer el mundo.

Frente al avance arrollador de la tecnología, de una cobertura global de internet accesible a un coste casi cero, en una plataforma que ya cuenta con un registro de más de 70 millones de blogs y 150 millones de páginas web, desde la cual se envían 210.000 millones de correos electrónicos diariamente, en donde la capacidad de almacenamiento se incrementa de forma exponencial, yendo del gigabyte al exabyte (verbigracia: cinco exabytes representan el equivalente a 37.000 bibliotecas congreso de los Estados Unidos), ciertamente que el mundo ha afrontado cambios de paradigma.

En la sociedad tradicional era impensable que a través de las redes sociales, el deseo de cambio de una estructura de partidarismo político accionara un consenso de opinión. En cambio, actualmente vemos, que la apertura por medio de las redes ha desplegado una función importante en el desarrollo de los procesos de democratización y el derecho al libre acceso a la información. El punto es una cuestión ética: los usuarios de la red son quienes validan el uso, pues la red de internet es neutral. Es el objetivo del usuario quela convierte en un instrumentoválido para el progreso humano material y espiritual o para la promoción de antivalores.

El estado, la familia, y la sociedad en general deben fomentar y premiar la formación moral, espiritual e intelectual. Los programas educativos deben divulgarse en los medios y llegar a todas las audiencias.Salta a la vista que en las sociedades posmodernas continuamente asistimos a cambios en el orden político, económico, social y cultural, el cúmulo de retos y desafíos del siglo XXI, será superado con la educación, aunando tecnología y humanidades, por medio de políticas educativas delineadas hacia un objetivo: el desarrollo humano integral de todos los dominicanos.El ser humano es un sistema abierto, y como tal se relaciona con su entorno, interactúa con su entorno, lo transforma y este a su vez produce transformaciones en él. En tal sentido, la interrelación e inter-transformación: educación- cultura-conocimiento- comunicación, sucede como producto de esta interacción del hombre como ser pensante, generador y receptor de conocimiento en su entorno físico, social y cultural.

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba