Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Descartes y La metáfora del árbol


  • Ingrid González de Rodríguez | 19-11-2020

Sin la obra cartesiana nuestro mundo sería diferente, su invención de un método para pensar, representó una nueva forma de ver y entender el mundo. 

Por sus aportes al desarrollo del pensamiento racional y sistémico Descartes es considerado, uno de los precursores más importantes de la revolución científica.

Entre sus frases más célebres citamos: “pienso, luego existo”; ”Dadme moción y extensión y yo os construiré el mundo” y;“El vasto mundo de la naturaleza puede ser reducido a una forma matemática”.   A un buen tiempo en la distancia, actualmente se lee a Descartes con entusiasmo, por la elegante precisión de su prosa y la claridad matemática de su razonamiento. "En Descartes encontramos la primera inteligencia, extraordinariamente grande, espoleada por la nueva física de Copérnico y Galileo. El incorpora la perspectiva del tremendo renacer de la ciencia, en parte contemporáneo a él, y que alcanzaría su punto culminante con Newton". 

  Vida

René Descartes (1596- 1650) nació en La Haye (Turena, Francia), matemático y filósofo, es considerado el fundador de la filosofía y las matemáticas modernas y del diagrama cartesiano. Sus estudios sobre el desarrollo del conocimiento y el racionalismo, desplazaron el paradigma matemático imperante en su época. Descartes empieza dudando de todo. Autor de la famosa frase “pienso luego existo” y padre de la duda metódica, desarrolló una filosofía racionalista que basa su especulación en el criterio de la evidencia, en cuanto esta, no se refiere a la percepción ni a los sentidos que nos engañan con facilidad, sino a la claridad y distinción de las ideas, o evidencia de la razón.   El método cartesiano es el racionalismo: “Descartes fue matemático y por la práctica de las ciencias puras adquirió el rigor del espíritu, la confianza en la razón y la necesidad de claridad y evidencia que constituyen los principios de su reforma filosófica. Descartes hace tabla rasa de todos los conocimientos anteriores y por la duda metódica quiere encontrar los principios evidentes. “Si dudo, pienso; pienso luego existo”. De la certidumbre de la existencia se eleva al conocimiento del alma y de Dios: la idea de perfección e infinito no puede venir del hombre mismo, ser limitado, ni del mundo exterior, sólo puede venir de Dios (…). Fue el precursor de la psicofisiología y un moralista perspicaz. Inventó el análisis geométrico y la teoría de la refracción de la luz. La ciencia moderna ha confirmado los principios de la permanencia del movimiento y del menor esfuerzo planteados por él.   

La metáfora del árbol  

La esfera práctica de su filosofía se evidencia en su obra, famosa es, la métafora donde compara la filosofía con un árbol, según esta figura de pensamiento, la filosofía es como un árbol cuyas raíces son la metafísica, el tronco la física y las ramas que salen de ese tronco son todas las otras ciencias: “Así como no se cogen los frutos de las raíces ni del tronco de los árboles, sino sólo de los extremos de sus ramas, así tambien la principal utilidad de la filosofía depende de aquellas partes suyas que sólo se pueden aprender al final, es decir, del ejercicio de la medicina, de la mecánica (las técnicas) y de la moral.   

A los 10 años ingresó en el Colegio Jesuita de La Fleche, en el que permaneció por ocho años y en el que recibió una educación que incluía algebra, lógica, filosofía, física y geometría analítica. Al finalizar el colegio, estudio derecho en la Universidad de Poitiers, donde se graduó a los 20 años, una vez graduado en leyes, se trasladó a París, donde se convirtió en un joven desocupado. A pesar de ello, su pensamiento pronto volvió a centrarse en las matemáticas y la filosofía. En 1617 se trasladó a Holanda para ingresar en el ejército a las ódenes de Maurice de Nassau, futuro príncipe de Orange. Dado que en esa época el país no estaba en guerra, disfrutó de dos años para desarrollar su pensamiento filosófico al tiempo que se interesaba por otras disciplinas como la balística, la acústica, o la ingeniería militar, entre otras. Su ejército estuvo estacionado mucho tiempo en Neuberg y, en sus largos ratos de soledad y meditación fue configurando su pensamiento. Fue allí donde descubrió las ideas fundamentales que inspiraron su filosofía y que plasmó en la obra “El Discurso del Método.”   

Escribió numerosos libros, en latín y en francés.  Su famoso Principia philosophiae (Los Principios de la Filosofía), publicado en Ámsterdam en 1644, por el editor neerlandés Louis Elzevir. Es un libro muy original, su idea central fue la de  exponer en forma de libro de texto, todo un sistema de pensamiento acerca de la naturaleza de la materia, la naturaleza de la mente y la participación de Dios en la creación y puesta en marcha del universo.   El libro se divide en 4 partes: 1: Se ocupa de la metafísica y de cuestiones como la cognición, las fuentes de conocimiento y de entendimiento humano, y la relación entre un Dios perfecto y omnisciente, y el error humano, tanto intelectual como moral. 2: Trata sobre los principios generales de la física y la teoría de las leyes del movimiento. 3: Está dedicada a los fenómenos astronómicos. La parte 4: Se refiere a las propiedades de los minerales, los metales, los imanes y otros fenómenos naturales y su aprehensión a través de los sentidos.   

“Los principios de la filosofía” es una obra genial. Su autor difunde en este libro,  la visión moderna de la naturaleza basada en leyes matemáticas, en la cuarta parte, un tratado de ciencias de la tierra, aborda con los mismos principios fisicos, la geologia, la meteorologia, la hidrologia, la metalurgia y la química. En la cuarta parte sienta las bases de la visión moderna de la naturaleza, cundo dice: la materia se puede definir como extensión en longitud, anchura y profundidad. Por lo tanto, la distinción de un cuerpo y el espacio que ocupa no es una distinción real, sino conceptual , entonces no hay distinción real entre el espacio y la sustancia corpórea (o material) contenida en el.     


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba