Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

De lecturas, obras y otras admiraciones, La experiencia estética y su poder formativo


  • Ingrid González de Rodríguez | 16-02-2021

Demostrar el poder formativo de la experiencia estética, centrando su función en sus efectos en el desarrollo humano, es el objetivo del libro “La experiencia estética y su poder formativo”, de Alfonso López Qintás. 

La función de la experiencia estética, en referencia a la formación integral de la persona es de gran importancia, por las dos razones que expone el autor a continuación:  1) la necesidad de valorar debidamente el arte y, en general, la experiencia estética. 2) la urgencia de movilizar vías fecundas de formación humana.  

En esta obra, su autor describe con exactitud la actividad reduccionista de la sociedad actual, confiriéndole al tema de “la formación por el arte” una particular influencia positiva y motivadora, con implicaciones que insiden en el desarrollo de la personalidad y en la persona misma cuando adopta una actitud de disponibilidad hacia lo valioso”. 

“Alfonso López Qintás catedrático emérito de Estética en la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia Española de Ciencias morales y políticas, proyecta sus conocimientos musicales y los análisis metodológicos realizados en obras anteriores con el tema de la clarificación de la experiencia estética y su capacidad formativa”. 

“Función pedagógica de la experiencia estética”. (López Quintás, 2004), sustenta la base axiológica de la experiencia estética en la teoría de los ámbitos, original aporte de López Quintás, fundamentado en la afinidad relacional entre la vivencia estética, la ética, la metafísica y la religiosa. 

“Desde hace años el arte se halla sometido a un proceso de erosión debido a la caida masiva en el reduccionismo, la tendencia a reducir la existencia humana y sus aspectos más nobles. Toda actividad reduccionista resulta inevitablemente devastadora, sea cual fuere la intención última de quienes la llevan a cabo. Por otra parte la sociedad actual se halla perpleja, en una situación de encrucijada que puede constituir un trauma de crecimiento o un trauma de disolución. Ambas circuntancias confieren al tema de la formación por el arte una relevancia singular y nos instan, de consiguiente, a esforzarnos en hacer justicia a la complejidad y riqueza que encierra tanto desde el punto de vista metafísico como desde el antropológico y el gnoseológico (…). A continuación López Quintás indica la vía por la que ha de orientarse la investigación si se desea poner de relieve la fecundidad que encierra la experiencia artística para la formación humana. El vínculo que existe entre el ejercicio y el análisis del arte y el desarrollo cabal de la personalidad humana  ha sido ya objeto de estudios detenidos. La capacidad que tiene la experiencia estética de mostrar cómo es posible la apertura creadora del hombre a las realidades que constituyen para él un campo de posibilidades, significa formarse y entrar en el juego de la creatividad, de la creación de vínculos fecundos con las realidades del entorno que son capaces de suscitar y realizar encuentros. La formación humana se realiza por vía de encuentro. Las leyes de este juego creador que es el encuentro, resplandecen de forma modélica en la experiencia estética. Esta experiencia no se reduce a una efusividad sentimental, sino que constituye un modo de rigurosa creatividad. Para descubrir las posibilidades educativas de la experiencia estética y, más en concreto, de la artística, debemos analizar cómo se desarrolla la personalidad humana y bajo qué condiciones”.  

 El mensaje: el mundo humano es inmenso, sus ámbitos son infinitos, pero sea cual fuere su alcance y amplitud, debemos tener en perspectiva, que de modo general, tiene horizontes previsibles. No obstante, los mismos hechos, las mismas cosas, iguales situaciones y acontecimientos no significan lo mismo para cada persona. Y esto, porque cada ser humano introduce en el mundo de las cosas, el sentido. 

La diversidad de sentidos, no concretiza una simple multiplicidad de opiniones o criterios, sino que introduce en el mundo diversos géneros y estilos de vida. El sentido es la base que orienta la existencia de cada ser humano: de sus objetivos, metas, ideales, aquello por lo que asume obligaciones morales, sociales, religiosas, familiares y profesionales. Del sentido que cada ser humano otorgue a su vida, dependerá su realidad, que puede ser digna y valiosa. La opción por un ideal, es la meta que propone el autor para  dar a la vida un sentido único y peculiar.  

Ficha técnica 

Autor: Alfonso López Quintás

Título original:La experiencia estética y su poder formativo

Año de publicación: 2004

Editorial: Publicaciones Universidad de Deusto

 ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba