Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Cultura, arte, letras y libros... edición 1 de noviembre 2019


  • Ingrid González de Rodríguez | 31-10-2019

Italia es siempre una llamada entusiasta a los sentidos. Cuando visitamos la isla de Sicilia, una tierra rica en restos de las antiguas culturas egeas y griegas, pudimos observar bellas expresiones artísticas diseminadas por todas sus históricas ciudades. 

Palermo, Agrigento, Catania, Cefalu, Taormina, Monreale, Avola, Pachino, Noto… a ésta última dedicamos la presente remembranza, destacando que fue declarada  patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 2002, recibiendo la denominación “Val Di Noto ciudades del Barroco tardío”.

Su historia más antigua se conserva en el testimonio de las antiguas necrópolis excavadas en las rocas como la famosa cueva de Castelluccio (siglos XVIII- XV a. de C) caracterizada por una gran producción de cerámicas, pinturas rupestres y esculturas, así como trazados en diversos muros de piedra. 

Nuestra visita se inicia en la Plaza Marconi, donde se encuentra la estatua en bronce de San Corrado Confalomieri, el patrono de la ciudad, continuando hacia uno de los puntos más importantes: la Puerta Real, construida en 1838 en honor del rey Ferdinando II di Borbone, en ocasión de su visita a la ciudad. 

El monumento “Puerta Real” se inicia en la calle Emmanuele, y constituye junto a la iglesia de “San Francisco”, edificada en el año 700, uno de los templos mas hermosos y visitados de la ciudad. El conjunto es un modelo de estudio en la historia de la arquitectura barroca, complementado con una gran cantidad de templos, conventos, monasterios, plazas y palacios, dan a la ciudad un efecto escenográfico, gracias al contraste de luces y sombras. Noto es muy visitada por estudiantes y profesores de arquitectura e historia del arte, historiadores, arquitectos y artistas procedentes de todas partes del mundo.

Llegamos al anochecer, el resplandor del sol poniente intensifica el contorno de las formas. Bajo la luz, el Valle de Noto, rodeado por el mar Ionio, adquiere hermosas tonalidades doradas.

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba