Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Cultura, arte, letras y libros...


  • Ingrid González de Rodríguez | 02-07-2019

La tierra, un lugar sorprendente

En verdad que la tierra, nuestro planeta, es un lugar sorprendente. Ocupando el tercer lugar del sistema solar según su posición con el sol, después de Mercurio y Venus, y el quinto por su tamaño, después de Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano, la tierra es, un hábitat asombroso donde ha sido posible la supervivencia del ser humano.

Ahora bien, ¿cómo empezó todo, cómo fueron formados el sol, la tierra y los planetas? Todo empezó con el big bang, hace 15.000 millones de años, cuando explotó una condensación de energía de una pequeñez increíble: miles y miles y miles de millones de veces más pequeña que el núcleo de un átomo o la puntita de un alfiler, el estallido lo irradió todo. Donde había caos DIOS puso cosmos, creando el universo. 

Hace unos 13. 500 millones de años, que la materia, la energía, el tiempo y el espacio tuvieron su origen en la explosión del big bang. “Tras producirse el big bang, en un tiempo 10-43 segundos hubo diversas transformaciones físicas 10-35 segundos después de la explosión aparece la materia, tras 10. 33, la temperatura desciende, y tras 10-4 segundos, la aniquilación precede a la creación de partículas. A continuación el tiempo se acelera, en el minuto 3, un cuarto de los protones y neutrones se combinan  en núcleos de helio. Las galaxias se formarán 2000 millones de años después”. 

En una esquina del universo, en el suburbio de una galaxia, que los físicos han llamado “Vía Láctea”, entre otras 140, 000 millones de galaxias ubicamos el planeta tierra, un cuerpo cósmico muy poco común, considerada única, como esfera habitable, relativamente pequeña, suspendida en el oscuro vacío inconmensurable de los cielos y que se desplaza a 30 kilómetros por segundo (aunque no lo notemos) por una órbita sutilmente equilibrada, alrededor de un sol dador de energía y vida, pero potencialmente letal. 

La vida es un verdadero milagro. Los científicos, los técnicos, los antropólogos, los filósofos, los teólogos, y todos los especialistas que son capaces dar informaciones válidas sobre la realidad, siempre se encuentran frente a la admiración y la perplejidad.   

“Los seres vivos son entidades improbables y enormemente alejadas del equilibrio, sistemas frágiles e inestables que navegan contracorriente, oponiéndose a la tendencia universal de la entropía y el desorden resumida en la segunda ley de la termodinámica. Es sorprendente que haya seres vivos, y que no todo se reduzca a rocas, gases y plasmas. Estos sistemas tan excepcionales solo pueden surgir, mantenerse y reproducirse a base de detectar, procesar, almacenar y usar información. La existencia, por muy efímera que sea, de un ser vivo es casi un milagro, es algo, inverosímil y asombroso”. 

ingridderodriguez@hotmail.com

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba