Comentarios Recientes

0

Conociendo un poco más la psoriasis


  • Isabel Valerio Lora | 03-11-2019

La psoriasis es una enfermedad autoinmune de la piel que puede causar picor o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas plateadas. Aparece en varias partes del cuerpo. La psoriasis es una enfermedad crónica cuyos síntomas pueden verse exacerbados por ciertos medicamentos, procesos infecciosos, mala canalización del estrés, entre otras.  Quienes la padecen tienen mayor posibilidad de padecer otras complicaciones de salud, por lo que el seguimiento médico y los cambios en el estilo de vida son importantes. El día 29 de octubre se celebra el día Mundial de la Psoriasis.


Una encuesta realizada por la federación europea de pacientes con artritis (2018) determinó que el 83% de los pacientes escoden sus lesiones y evitan todos tipo de actividad y deportes en los que tengan que exponer la piel, como es el caso de la natación. El 74% de los pacientes sienten que la enfermedad afecta directamente su autoestima y más de la mitad de los pacientes, consideran que la psoriasis afecta su estado de ánimo.


El tratamiento para la psoriasis está basado en fármacos, cremas y fototerapia. Adicional, se utiliza la denominada terapia inmunomoduladora o biológica.

Recomendaciones para pacientes con psoriasis:
Infórmese lo más que pueda sobre su condición de salud. Evadir la realidad, no es la solución. Aprenda a integrar la psoriasis como parte de su personalidad
Adopte un estilo de vida saludable, practique ejercicios: caminar, correr, montar bicicletas, estiramientos, nadar.
Aprenda a relajarse y a canalizar de forma positiva el estrés.
Desarrolle su espiritualidad.
Aumente el consumo de antioxidantes.
Asuma responsabilidad sobre su tratamiento. No lo abandone, no se automedique.
Buscar ayuda psicológica, para integrar la psoriasis a su vida.

Evite:
Los hábitos tóxicos como fumar, consumir drogas o alcohol.
El contacto directo con productos químicos.
El baño en piscinas con mucho cloro.
La exposición directa al sol sin filtro solar.
La resequedad excesiva de la piel.
Las comidas fritas o muy condimentadas.
El azúcar, los lácteos, la carne roja.
Compararse con otros y centrar su atención en lesiones externas que no garantizan su grandeza como ser humano.





Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba