Comentarios Recientes

0

“Conócete, acéptate y ámate”, la fórmula que propone Laura Gómez para ser felices


  • Mariela López | 24-09-2020

Laura expone sus ideas con dulzura y firmeza. Ella como mujer que ha experimentado caídas  y se ha levantado, asumió la noble misión de compartir la  fórmula que ha transformado su vida.

"Conócete, acéptate y ámate”, es la propuesta de la joven  emprendedora, para ser más felices. 

“No subestimes tu capacidad, Dios te creó con el fin de que explotes tus grandezas, siendo cada día más humilde, pero lo más importante buscando el equilibrio entre tu mente, cuerpo y espíritu”, dijo.

En una entrevista ofrecida a LA INFORMACION, Gómez expresó que para conocerse, se debe tomar la decisión de ir a las partes más profundas y escondidas  del ser y empezar a desarrollar cada etapa, cada experiencia, sacando las vivencias, frustraciones, vacíos y bendiciones.

“Así podemos saber qué parte debemos trabajar, cuáles aspectos debemos analizar y en qué se va a fundamentar nuestra vida, para direccionarla hacia ese objetivo”, expone. 

Según su testimonio personal, es desde ahí donde se empieza a darle valor a las cosas intangibles  que hacen que las tangibles se desarrollen y se coloquen en el lugar que le dará sentido a proporcionarnos una mejor versión. 

“En la experiencia de vida que tengo, conocerme es ir a mi interior, alma, espíritu y corazón, es ahí donde están las cosas que conforman el valor del ser, desde que identificamos esa parte nos permite aceptarnos con nuestras debilidades, flaquezas, virtudes, cualidades, capacidades, miedos y grandezas, es desde ahí que me permito valorarme, para que así esas cosas que no me aportan, trabajarlas y las que me dan vida fortalecerlas”, afirma. 

El segundo paso que dio en su vida y que promueve es  “Acéptate”.  Ella se aceptó a sí misma cuando se hizo consciente de que  fue Dios quien la creó, que la creó desde el amor  incondicional y por eso día tras día le  regala las herramientas para trabajar su ser y reconocer que no es perfecta,  pero que puede trabajar para hacerlo mejor cada día. 

“Es desde ese punto, vértice o principio donde nos empezamos a conocer, a aceptarnos y por último, a amarnos tal cual Dios nos ama”, dice. 

Gómez, quien es la fundadora de Computinta,  afirma que para amarse primero hay que conocerse y luego aceptarse. La tercera decisión que tomó fue, amarse.

“Amarme, parte desde la decisión de ser mejor, para que eso ocurriera tuve un acercamiento a mi creador y desde ahí empiezo a darme cuenta que él me ama con defectos y virtudes, que lo único que debo de hacer es pedir y poner en acción esas herramientas que me permitirán desarrollar en mi día a día mi mejor parte con el fin de valorarme y saber que no debo compararme más que conmigo misma”, resalta. 

Gómez asegura que las flaquezas son más fáciles de superar si uno se ama. 

La joven asegura que toda esa trasformación es posible desde la fe en Dios.

“Sin Dios nada, Dios que es nuestro creador sabe todo de cada quien. Es como comprar un equipo electrónico, quién tiene más conocimiento sobre ese equipo, el que lo diseñó, o yo que leo el manual. Así Dios es para nosotros”, afirma. 

Laura cuenta que desde su propia transformación se  ha convertido en  su pasión servir para que otros entiendan que vivir es gratificante y tiene mucho sentido,  sólo que debemos caminar con el deseo cada día de conocernos, aceptarnos para así amarnos y darle el valor correcto a nuestra propia vida con el fin de sumar y multiplicar al ser humano, familia, comunidad, país y mundo,  reconociendo que el camino está hecho de piedras y flores.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba