Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Café edición 21 de marzo 2020


  • Miguelina Medina | 20-03-2020

Poemas de Miguelina Medina

Ausente

¿Le puede decir el árbol a la raíz 

que la quiere?

¿El arcoíris

 a la gota de lluvia?

Solo con descomponer la tierra 

el amor carnal

el esplendor del sol

el sublime amor,

está dicha la palabra.

¿Quién puede decir que no son audibles

las palabras de sus amores?

Solo si no está cerca.

Yo, ausente en el jardín

y en el firmamento  

escucho sus lenguajes y los comprendo

es el mismo que escucho cuando miro tus ojos.

Y  he de parar para escuchar al arcoíris

y al árbol.  

Agotada está mi alma de guardar la palabra 

que delira en un solo azul.

Al firmamento van los “te quiero” del árbol

y a rondar los espacios lejanos

los “te amo” de los arcos.

¿Cómo ampliar el espectro del sol

con el azul de mi alma,

para que lleve el amor que ansío

a su mirada?

Hijos del vientre

No hagan caso, que hay un lugar

allí estaré

no es mentira

es verdad

no lo duden. 

No hagan caso a quienes les es turbio

no hagan caso

y crean a mis ojos, donde ustedes pueden  ver.

Ese espacio es cierto

yo lo pude ver en otros ojos 

que coincidieron con el color del cielo,

llevaban por los caminos 

a cuantos en ellos creyeron

y ahora alaban con sus propias letras

a ese mismo cielo. 

Noche azul

El silencio se esconde

en las pestañas de los sueños

ellos escuchan despiertos

las voces de auxilio

tus ojos han dejado de mirarme

y oscurecen las horas

y se hace moribunda la noche

entonces sin pecado concebido

hago traslaticia la Palabra y te pido:

“Una palabra tuya bastará para sanarme”.

Palabra

Me has hablado

en tu palabra

no sé lo que me has dicho

pero he oído la palabra 

escucha mi alma

que estuvo dentro de la  tuya.

Ha venido a mi silencio 

puedo llamarla solo Palabra.

La paz 

ha pernoctado unas horas a mi lado

Mis anhelos la contienen.

No lo he creado, me has hablado

es tan claro el espacio donde se transcribe

que es un templo lleno de burbujas transparentes

que no se rompen

que reflejan los rayos de colores 

cuando son tocadas con tus ojos.

Miguelina Medina


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba