Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@lainformacion.com.do

Bellos lugares del mundo: Valladolid


  • Ingrid González de Rodríguez | 29-01-2019

Cuando Príamo y yo, visitamos la ciudad de Valladolid para asistir a la ceremonia del solemne acto académico de ceremonia Honoris Causa y entrega de grado, a Javier Pérez de Cuellar, en la Universidad de Valladolid, pudimos hacer un amplio recorrido a través de siglos de cultura española. Fue un viaje que nos puso en contacto con la riqueza cultural de España y el  pasado histórico de una ciudad emblemática. Varios lugares importantes nos colocaron frente al contraste, por un lado la ciudad moderna y actual, refleja a Valladolid como una urbe pujante e industrializada, con su prolija historia de progreso y desarrollo y la funcionalidad del siglo XX, por otro, la ciudad antigua conserva en su casco un interesante conjunto histórico, compuesto por atrayentes casas, palacios, iglesias, plazas, avenidas, parques, junto con un importante patrimonio museográfico.
    
“El pilar básico de la notable producción industrial contemporánea de Valladolid ha sido la automoción, desde la puesta en marcha de las factorías de FASA-Renault y luego del fabricante mundial de neumáticos Michelín, la participación de ese sector en el producto interior es de casi dos tercios del total. Además en los polígonos fabriles de Valladolid se funden aleaciones especiales, se fabrican sofisticados accesorios de distintos metales y se trabaja la madera para muebles y ornamentos, todo ello en entidades con una fuerte presencia en el mercado nacional e internacional”.
 
Lugares que nadie debe perderse en Valladolid
 
De ser un pequeño caserío medieval la ciudad fue evolucionando en el tiempo hasta convertirse en la gran ciudad que es hoy. En Valladolid se instaló la capital de la corte de Castilla y León, la convirtieron en la  antigua capital del imperio durante los reinados de Carlos I, Carlos II y Felipe III. Una provincia con abundancia de castillos y fortalezas que exponen lo mejor del Renacimiento Español y un importante patrimonio arquitectónico y artístico, presidido por uno de los museos de escultura más importantes de Europa, así como el tesoro de importantes edificios barrocos, como el antiguo de la Universidad de Valladolid, data de 1715.
   
Son famosas las esculturas a escala humana que otorgan a la ciudad  embellecimiento y humanización del entorno. De ahí que las realizaciones contemporáneas han dado paso a la presencia de la escultura como pieza irremplazable del mobiliario urbano, embellecedor y diferenciador de las calles, plazas y parques.
    
Lugares que nadie debe perderse al visitar la señorial Valladolid: la casa de Cervantes, el Museo Nacional de Esculturas, La Catedral, la tumba de Cristóbal Colón, la Universidad y su emblemática biblioteca, la Iglesia de San Pablo, la Sala Municipal de Exposiciones, La Fuente de las Sirenas, la Casa de Mantilla, el Palacio Ortiz vega. Merecen especial atención las grandes esculturas de piedra y bronce que embellecen la ciudad imprimiéndole un carácter peculiar con su particular aspecto visual y formal.
 
La Universidad de Valladolid y su Historia
 
La Universidad de Valladolid es uno de los más importantes centros de Enseñanza Superior de España; sus más de 100 titulaciones de grado, 80 programas de doctorado (14 de ellos con Mención de Excelencia) y 68 títulos de posgrado -43 de Máster y 25 de Especialista-, su extensa red de relaciones internacionales, sus prestigiosos centros de investigación, el enorme potencial cultural y deportivo y un rico patrimonio arquitectónico y documental conforman un entorno académico excepcional, homologable al de las más antiguas universidades europeas a las que por historia, por su nivel de excelencia y por la calidad de su investigación pertenece.
    
A continuación El cardenal Mendoza, cuenta la historia institucional. “Existen tres hipótesis sobre los orígenes de la Universidad de Valladolid. Una tradición bastante generalizada establece su nacimiento en el traslado a Valladolid del Estudio General de Palencia, considerado como la primera Universidad de España y creado entre 1208 y 1241 por Alfonso VIII, rey de Castilla, y el obispo Tello Téllez. Hay quien opina que el nacimiento del centro universitario vallisoletano se encuentra en una escuela o estudio particular con sede en la Abadía de Santa María la Mayor. Sin embargo, investigaciones más recientes defienden la creación real y municipal de la Universidad. Como consta en los documentos de donación de rentas al nuevo Estudio, los reyes castellanos serían sus creadores y el concejo vallisoletano actuaría como intermediario de la fundación. Lo cierto es que la Universidad de Valladolid era una realidad en el último cuarto del siglo XIII y gozaba de la protección de la corona y, más tarde, del Papado. En suma, una Universidad real y pontificia que hunde sus raíces en plena Edad Media castellana. En 1292, Sancho IV otorga al Estudio de Valladolid, para su mantenimiento, las tercias de Valladolid y sus aldeas así como otras rentas. Por esas fechas, en 1293, el mismo rey creó el Estudio General de Alcalá tomando como modelo el estudio creado años atrás en la villa del Pisuerga. Se trata, en definitiva, de un impulso intelectual que se produce de modo paralelo al florecimiento y progreso material de las grandes ciudades y concejos castellanos, de los que Valladolid se muestra como un ejemplo de particular importancia”.

 ingridderodriguez@hotmail.com

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba