Comentarios Recientes

0

Rosario Corominas: “Volver a la normalidad; papel de la familia en la desescalada”

Rosario Corominas Estrella.


  • Mariela López | 08-09-2020

La necesidad de retomar la vida  en medio de la pandemia, ha dado origen a la “nueva normalidad”. 

Una normalidad que ha resultado después de una crisis masiva, con una amenaza que sigue presente.

La psicóloga clínica, Rosario Corominas Estrella, en la conferencia virtual: “Volver a la normalidad; papel de la familia en la desescalada”, dijo que el desafío es convivir con la amenaza y hacer cambios personales en los hábitos.

“El retorno a la cotidianidad está marcado por una realidad y es que el peligro no ha pasado, sigue entre nosotros, estamos viviendo con el enemigo”, expresó.

En el encuentro organizado por el Ministerio de Catequesis, de la Parroquia Santos Ángeles Custodios, Corominas Estrella aseguró que la familia juega un papel esencial en el proceso de la desescalada.

“Desde la familia se debe hacer un buen manejo de las situaciones y emociones, la puerta que abre esa relación es la buena comunicación, escucha activa, desarrollar mayor empatía y conectarme con el sentimiento del otro”, indicó.

Según la profesional de la conducta con maestría en Terapia Familiar, es en el hogar donde se puede promover que haya una desescalada sana y respetuosa para todos. 

La psicóloga indica que esta situación  nos invita a que cambiemos como persona, familia y parejas.

En las parejas, señaló que las muchas horas de convivencia e intensidad emocional pueden desencadenar lo bueno y lo no tan bueno.

Por lo que dijo, es importante los tiempos juntos para compartir como pareja, para conectar con su amor y redescubrirse.

También recomendó establecer acuerdos de convivencia, ser empáticos en relación a cómo cada uno vive y  a cómo gestiona cada quien sus emociones. 

“Hay una intensidad sostenida de la interacción familiar”, expuso.

Corominas Estrella dijo que es importante en la pareja respetar el espacio del otro, ser flexibles y tolerantes.

“Todos tenemos dentro nosotros una fuerza insospechada que emerge cuando la vida nos pone a prueba, necesitamos fortalecer esa resiliencia para poder hacer frente a las problemáticas”, afirmó.

La forma en la que cada quien va saliendo del confinamiento, dependerá de cómo haya vivido el confinamiento.

La profesional de la conducta afirmó que no todos vamos a salir del confinamiento igual,  ya que hay personas que están  más afinadas. 

Corominas Estrella citó casos diferentes que se han dado y que por lo tanto  hacen que se asuma la situación  de manera distinta.

En su disertación comentó que, hay quienes sufrieron la enfermedad,  otros que convivieron con personas de alto riesgo,  hay quienes se fueron a  su casa de la playa o montaña, hay personas que perdieron el trabajo,  hay quienes tienen  mucho trabajo, hay personas con dificultades económicas, con problemas familiares o con violencia intrafamiliar, unos que  pudieron hacer grandes reflexiones y están más cercanos de Dios, de cómo haya estado cada quien,  dependerá su forma de integrarse a la nueva normalidad.

“Todos no estarán igual en esta nueva realidad, dependerá lo que ha pasado durante el confinamiento”, sostuvo.

Lo que asegura son sentimientos comunes para todos  son los cambios, incertidumbres y pérdidas.

“Pérdida del trabajo, contacto social, dependiendo del significado de lo que he perdido hago un proceso de duelo mayor o menor, lo que no se asume no se redime”, manifestó.

Cambios comunes

Corominas Estrella dijo que debido a la crisis sanitaria, todos hemos estado sometidos a cambios de hábitos, cambios en el consumo y en la manera en que empleamos nuestro tiempo libre.

Otras transformaciones que ha traído la pandemia son en las  relaciones interpersonales, en las relaciones de afecto y en la forma  de lograr que las relaciones afectivas puedan mantenerse positivas.

“Esos cambios nos cambian como personas y muchas veces entramos en un proceso de convulsión interna”, expresó.

Para la sociedad, este tiempo implica reconocer las múltiples causas que generan la pandemia, tomar conciencia sobre la globalidad  y la interconexión, la omnipotencia de países, personajes, sistemas y  mí omnipotencia.

La psicóloga clínica expuso que es momento de repensar la forma de educar. “Comprometerse con una educación que preserve la fuente de la salud humana que es la naturaleza el planeta. Nuestra casa común”.

Corominas Estrella dijo que es necesario promover valores y prioridades que den importancia a lo esencial, lo cual incluye nuestras relaciones con la naturaleza, el otro, conmigo mismo y con Dios.

“Nos pone a trabajar nuestra inteligencia espiritual que es la capacidad que tenemos de resolver problemas referentes  al sentido de la existencia, al comportamiento moral y a la conexión y unión con el mundo, con los seres humanos y con Dios”, resaltó.

La conferencista se despidió con la frase  del director general de la OMS, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus: “La pandemia es un recordatorio de la íntima y delicada relación que existe entre las personas y el planeta”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba