Comentarios Recientes

0

Manuela Burgos: “Luego de las vacaciones de Semana Santa hay que calmar e hidratar la piel”


  • Mariela López | 08-04-2021

Proteger la piel durante la exposición solar es tan importante como extremar los cuidados post solares, una vez concluyen las vacaciones.

Para poder contrarrestar los daños que la exposición prolongada al sol  puede  causar a la piel, hay que poner en práctica una serie de fórmulas postsol,  con calmantes y reparadores.

La dermatóloga Manuela Burgos, en una entrevista ofrecida a LA INFORMACION,  dijo que las altas temperaturas a las que se somete la piel después de una exposición al sol, provocan deshidratación cutánea y vasodilatación. 

“Por lo que es necesario aplicar productos que la calmen e hidraten, con  pasos que pueden ayudar a la recuperación de tu piel”, expresó.

La especialista graduada en Dermatología Clínica explicó que con la exposición al sol, la piel acumula impurezas y calor, por lo que recomendó  refrescar el cuerpo bajo la ducha fría y utilizar un jabón suave de aceite o leche, si posible líquido,  uno de pH neutro. 

Burgos  indicó que luego de exponer la piel al sol, no es el momento para una exfoliación, ya que puede irritar más la piel y a causarle más rojeces.

“El mejor consejo de belleza después de un día al sol es hidratar tu piel al máximo. Así que, después de la ducha se debe de aplicar una loción corporal que contenga principios activos calmantes y reestructurantes”, expuso.

En la entrevista concedida a este diario, la dermatóloga recomendó tratamientos que contengan ácido hialurónico, para hidratar la piel seca, agua termal para conseguir un efecto calmante, loción urea, aceites  de oliva o de  almendras.

 La piel del rostro

La especialista en dermatología estética afirma que la piel del rostro es la más sensible del cuerpo y la que primero muestra líneas de expresión como síntoma de envejecimiento cutáneo.

Para su cuidado aconsejó utilizar serum, ya que es un tratamiento con principios activos de alta concentración, superior al de las cremas faciales. 

“Es muy recomendable aplicarlo después de tomar el sol, por su gran acción reparadora, hidratante y reafirmante”, sostuvo. 

Sin embargo señaló que  el serum no es sustituto de las cremas faciales, porque estás complementan el tratamiento facial y aportan otros beneficios a la piel.

De igual forma sugirió el uso de cremas hidratantes o nutritivas, ya que son ricas en principios activos que estimulan la regeneración natural de la epidermis. 

“Son ideales aquellas que tengan ácido hialurónico por su poder de hidratación e ingredientes que contribuyan a aumentar la fabricación de colágeno”, indicó. 

Burgos citó entre los rituales de cuidado de la piel y belleza la aplicación de mascarillas una vez a la semana.

“Otro de los tratamientos faciales que resulta muy efectivo para hidratar, regenerar e iluminar la piel tras un baño de sol, son las mascarillas nutritivas”, expuso.

Alimentos que ayudan a regenerar la piel

La profesional se refirió a algunos alimentos y bebidas que pueden ayudar a restaurar las funciones de una piel castigada por el sol.

“Si los tenemos en cuenta, contribuirán a recuperar los niveles de hidratación, bloquear la acción de los radicales libres y los daños producidos en las células cutáneas”, manifestó.

Entre los recomendados por Burgos están las frutas  ricas en vitamina C, de poder antioxidante, como las  fresas, kiwi, melón y sandía.

También recomendó el consumo de hortalizas como el tomate, pimiento, brócoli, coliflor, que son grandes portadoras de vitamina C.

Burgos sugirió comer  zanahoria, melocotón, calabacín o espinacas, debido a su contenido en betacaroteno, ya que su cantidad disminuye después de tomar el sol y es necesario restaurarlo porque es de gran poder antioxidante y un gran reparador de las membranas celulares.

La dermatóloga resaltó los beneficios de comer carnes rojas res, cordero, para asimilar el alto contenido en zinc que poseen. Uno de los minerales más abundantes en nuestro organismo y necesario para la síntesis de colágeno y queratina.

Respecto a las bebidas aconseja tomar las que tengan poder antioxidante, como el té verde, y el agua para hidratación tras la pérdida de agua provocada por el calor.

En las recomendaciones citó el  pescado azul (salmón, atún, sardinas), por  su gran contenido en Omega 3 y vitamina B, que contribuyen  a la reparación de los daños causados por el sol, ya que estimulan el proceso de renovación celular.

“Es importante señalar que el cuidado de la piel dependerá siempre de las necesidades  y prioridades de la persona, para tener una piel radiante, hidratada y sin imperfecciones”, resaltó.

La especialista afirma que se debe cuidar la piel siguiendo una rutina facial diaria.

Sus consejos  como rutina de mañana son: limpieza, hidratación y fotoprotección, y como rutina de noche: limpieza más serum, cremas o gel tomando en cuenta  el tipo de piel.

Cuándo acudir al dermatólogo?

La profesional con subespecialidad en Dermatología Estética del Centro Dermatológico Tennyson en México,  dice que si a pesar de cumplir los  4 pasos de ritual diario, en el  rostro aparecen brotes muy severos de acné, hiperpigmentaciones, irritación o descamación, es necesario acudir a la consulta de un profesional. 

Burgos entiende que otra señal de que se requiere la asistencia de un médico del área, es cuando los  lunares cambian su color o su forma y crecen más de lo normal o aparecen después de adultos.

Otro signo que debe llamar la atención del paciente es la  resequedad de la piel más prurito (picor), que  puede ser reflejo de algunas patologías internas que hay que investigar.

También se requiere atención profesional cuando aparecen  erupciones, rash, ronchas, pápulas, dermatitis seborreica (caspa), esta última no solo afecta la  piel cabelluda igual puede aparecer en cara, tórax y espalda. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba