Comentarios Recientes

0
Servio Cepeda Baré

Interlíneas

Servio Cepeda Baré | scepeda@lainformacion.com.do

Interlíneas edición 6 de julio 2020


  • Servio Cepeda Baré | 06-07-2020

Buenos días amigos... “Los grandes líderes de la historia en todos los campos se han caracterizado por su gran humildad, quienes, a pesar de la altura que lograron en la escala social, no los atacó la fiebre del poder que es la soberbia, el pecado más común que cometen con mucha frecuencia los que logran el éxito; quienes están seguros de que la humildad es lo único que les falta para ser perfectos, que se sienten superiores a todo el mundo y nadie está a su altura y nadie los merece, "atrás de un líder lleno de soberbia solamente lo sigue el resentimiento de sus seguidores".

Es común escuchar la expresión “ya se le subió"; por supuesto, es el éxito que le cerró el cerebro y se lo llenó de estiércol, pues el líder auténtico comprende que él depende de su gente y no a la inversa, como la mayoría de los líderes que no logran comprender que la grandeza de sus obras depende de la acción de sus seguidores.

¿Quién es más importante, el líder o los seguidores?

Este planteamiento es similar a ¿qué fue primero, la gallina o el huevo?

Por supuesto que es un binomio inseparable, imagínese que un líder proclame "aquí hay un líder sin seguidores"; o a la inversa, un grupo humano sin líder sería el equivalente a jugar fútbol sin portería, sin dirección alguna.

El líder señala la meta, el objetivo a lograr y los seguidores deben realizar la tarea para lograrlo, así encontramos grandes organizaciones en que día a día deben todos sus integrantes realizar el sueño de su líder; por tanto, el liderazgo de Excelencia está consciente de que el poder de realización está en su gente.

El líder debe identificarse e inspirar la confianza de cada seguidor y a través de su humildad lograr este acercamiento para lograr el binomio fundamental del éxito:

Cuando se está en la cima es fácil olvidarse del origen del esfuerzo realizado por cada colaborador y el apoyo recibido para que uno llegue a triunfar; la gratitud es una de las virtudes que siempre debemos practicar y tener presente que a través del esfuerzo de los demás se logran los resultados.

Cuando las cosas van bien y estamos logrando materializar nuestros sueños es fácil caer en la soberbia y creer que todo se debe solamente a nuestro individual esfuerzo, cuando en realidad gracias al esfuerzo de todo un equipo se logra el triunfo.

Si algo nos asegura a todos los seres humanos un crecimiento continuo es la humildad por aprender, la humildad a dar reconocimiento a cada uno de nuestros seguidores; si deseamos la incondicionalidad y entrega de nuestra gente no olvidemos que la humildad es el vehículo que los mantendrá unidos emocionalmente con su líder.”...

La humildad es la virtud de reyes nobles que lograron cautivar el amor y la lealtad de sus súbditos”... Dios los bendiga en cada amanecer.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba