Comentarios Recientes

0
Servio Cepeda Baré

Interlíneas

Servio Cepeda Baré | serviocepeda@yahoo.com

Interlíneas edición 27 de julio 2020

Foto: Fuente Externa


  • Servio Cepeda Baré | 27-07-2020

Buenos días amigos... Esa es la humanidad. “Un pequeño niño que vivía en una cabaña del bosque con su abuelo, notó un día que este último repetía muy a menudo una frase que a él (el niño) le parecía muy interesante. La frase era “Esa es la humanidad”.

El pequeño, muy intrigado por conocer el significado de esta palabras interrogó durante el día entero a su abuelo para que se lo explicara.

Finalmente llegada la hora de dormir el anciano cedió, y le dijo a su nieto; Ve a dormir y mañana temprano cuando nos levantemos iremos al pueblo y allí te explicaré lo que significa “Esa es la humanidad”.

Esa noche el niño casi no durmió esperando la hora de levantarse para ir al pueblo con su abuelo, y apenas se asomó el sol, saltó de la cama gritando “abuelo, ya es hora de irnos para que me expliques lo que significa “esa es la humanidad”.

Su abuelo le dijo “bien hijo, ve a sacar la mula del establo para que partamos” y así se fueron rumbo al pueblo. Al llegar al pueblo, mientras andaban por las calles una mujer al verlos, y al notar que el niño iba sobre la mula y el anciano no, dijo; -Que niño tan malo, él que es joven y saludable se monta sobre la mula y deja que su abuelo que es ya anciano y débil camine.

El anciano dice a su nieto: -¿Ves hijo? Esa es la humanidad. Ahora baja de la mula para montarme yo. Y mientras seguían paseándose por las calles un hombre que estaba parado en una esquina, notándolos exclamó: Que viejo tan malvado, él que es grande y fuerte se sube a la mula y deja que el pobre niño que es pequeño y débil camine.

El anciano repite a su nieto: -¿Oíste eso hijo? Esa es la humanidad. Y diciendo eso bajó de la mula y continuaron ambos caminando, llevando la mula por la soga. Otra vez un grupo de personas que estaban en la calle al verlos dijeron; - Qué tontos, tienen una mula y van los dos a pie en vez de montarse sobre la mula.

Y el anciano dijo al niño: -Esa es la humanidad. Y seguidamente lo encomendó a que se montara de nuevo al lomo de la mula y él hizo lo mismo.

Más adelante otras personas que los vieron a ambos sobre la mula exclamaron en voz alta; -Oigan, no sean tan malvados, le van a romper el lomo a esa mula.! Y una vez más el anciano dice; - Esa es la humanidad.

Y la moraleja de la historia es esta: No importa lo que hagas, o cuanto te esfuerces por agradar a los demás, la verdad es que siempre serás criticado por alguien, ESA ES LA HUMANIDAD!. Así que tienes dos opciones; mortificarte y tratar infructuosamente de agradar a todos, o creer en ti y en lo que haces sin que en esto influya lo que opinen los demás.”...

Es raro. Ver cómo la sociedad puede machacarte. Cómo la opinión de unos pocos puede sacrificar una vida. Cómo nos silenciamos los unos a los otros. Es raro. No tenemos en cuenta nada. 

Los seres humanos tendemos a juzgar, criticar y a estar en casi permanente desacuerdo con los demás: quizás sea  una característica de nuestra estructura cerebral y mental, al estar instalados en un yo, difícil de desembarazarse de sí mismo y allegarse a conocer y simpatizar con los otros.

Solo nos preocupamos de lo nuestro. “Yo, yo y solo yo”. Aunque sabemos que no debería ser así. Para qué negarlo, somos una banda de egoístas. De todos modos, sigue siendo raro.  Es imposible satisfacer a todos en todo momento. Lo importante es saber tomar decisiones sabias sin estar pendientes del que dirán.

Pienso que al menos debemos darnos el gusto de hacer lo que uno quiera, lo que tus sentimientos te indiquen, lo que tus deseos te ordenen porque  la crítica ajena nadie te va a quitar, por lo menos date el gusto de ser quién tu eres y actuar como quieras actuar. Al fin y al cabo ese eres tú y esa es la persona a la que de verdad has de gustar....Dios los bendiga en cada amanecer.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba