Comentarios Recientes

0

Educación en la covidianidad, la diferencia está en la actitud

Marlina Gómez.


  • Mariela López | 15-11-2020

“El carácter no puede ser desarrollado en tranquilidad y quietud. Sólo a través de pruebas y sufrimiento se puede fortalecer el alma, despejar la visión, inspirar ambición y lograr el éxito”. 

Con esta frase de Helen Keller, la psicóloga clínica Marlina Gómez, delineó los retos y oportunidades que ofrece la “Educación en la covidianidad”. 

 “En medio de la tribulación, pruebas o sufrimientos podemos sacar oportunidades para crecer y salir de la situación”, expuso la neuropsicóloga, en una charla auspiciada por el Centro Bellarmino y su programa Jóvenes Líderes de Paz (Jolipax).

 La profesional de la conducta al situarse en la realidad actual dijo que estamos en medio de una pandemia que a muchos los tiene en casa, unos han perdido el trabajo, otros han perdido un ser querido.

Gómez expuso que esto ha traído un impacto emocional, depresión, miedo, incertidumbre, duelo, ansiedad, ha provocado un impacto económico muchos han perdido su trabajo, negocios han reducido sus ingresos, un impacto a la salud  pues hay un virus que nos amenaza, a unos le ha dado el virus que afecta el sistema y puede ocasionarle la muerte, y un impacto espiritual donde a veces nos preguntamos qué pasa, porqué Dios lo permite, Dios no nos está protegiendo, la fe flaquea.

La expositora reflexionó estas realidades con un principio de Stephen Covey: “El 10 por ciento de la vida está relacionado a lo que nos pasa, el restante 90% está determinado por la forma en que reaccionas a eso que te pasa”.

La psicóloga afirma que no son las cosas que nos pasan las que nos afectan, sino la actitud que tomamos ante ellas.

“La actitud que tomemos ante el 100 por ciento de lo que nos pasa, contribuirá a que nos afecte más o menos, y a que podamos manejarlo de una mejor manera”, asegura.

Gómez entiende que es normal el enojo, la molestia, o tristeza, pero luego de experimentar esas emociones es bueno ver cómo lograr mejorar y salir de esta situación 

“La diferencia está en la actitud, la actitud es lo que cuenta”, afirmó.

Retos y oportunidades de este tiempo

Entre los retos que enfrentan los jóvenes y sus padres, en este tiempo de educación virtual detalló: la actitud negativa o rebeldía, querer estudiar presencial, estar con sus compañeros, negatividad, creer que no va a aprender lo suficiente, actitud distante con la familia y cambios emocionales.

Sin embargo, afirma que este tiempo también ofrece oportunidades entre ellas citó: incentivar a la autorresponsabilidad, fortalecer los lazos familiares, fomentar la resiliencia, que es de las dificultades sacar el impulso a mejorar y desarrollar un mejor manejo del tiempo.

La psicóloga exhortó a los padres cuidar sus palabras, ya que ellos son el ejemplo vivo de los hijos, su figura de apego, su patrón a seguir.

“No pongan etiquetas, holgazán, irresponsable, eso afecta la seguridad y la autoestima, y los muchachos entiende que si los que más les quieren que son sus padres dicen eso, entonces es porque son holgazanes”, dijo.

Gómez aconsejó darles espacio, pero que los hijos sientan que sus padres están ahí para apoyarles. “Esto impactará en cómo sobrellevan la situación”.

La psicóloga clínica recomendó a los padres cuidar la regulación emocional, y dijo que, aunque muchas veces con ciertas conductas los padres se molesten y eso es válido, hay que lidiar con la conducta, conversar sin gritar, sin golpear y amenazar.

“A medida que papá y mamá aprendan a regularse para solucionar un conflicto, así mismo ellos aprenderán, mamá primero se calma y ellos aprenden que ellos también se calman”, afirma.

La especialista entiende que, si en casa pueden fluir, buscar apoyo y pueden expresarse de manera calmada, puede fluir mejor el tema de la escolaridad virtual.

Otro aspecto que destacó es identificar cómo su hijo se siente, tristezas, reconocer, aceptar, expresar ese sentimiento y ayudarlos a entender que es normal sentirse frustrados, que una clase no les vaya bien, que no es tan hábil en esa materia de manera virtual como en lo presencial.

Estrategias para hacer más ligera la carga

Gómez recomendó a los padres crear rutinas, tener horarios genera sensación estabilidad y bajar niveles de ansiedad

Además, validar el esfuerzo de sus hijos, para ellos esto también representa un reto, es importante hacerles saber que notan cuando se esfuerzan para hacer las cosas bien.

“Habilitar un espacio para estudios que sea relajado, evitar que sea el mismo lugar donde descansan, acomodarlos donde no haya distracción, preferiblemente que no sea en la habitación”, aconseja.

La psicóloga asegura que es importante permitirles el tiempo de descanso y establecer límites claros, dejarles saber lo que esperan de ellos.

“Es necesario prestar atención si tu hijo necesita ayuda adicional y tener en cuenta que su estado emocional es muy importante, que nos importe más su estado emocional a que saquen un 100 en una materia”, sostuvo.

Gómez recordó que a los jóvenes también les ha impactado la situación de la pandemia.

Como actividades para ayudarlos a regular sus emociones sugirió: Mantener horarios estables de sus necesidades básicas como dormir, alimentarse, actividades de ocio, películas, series, música, juegos de mesa para toda la familia y de colaboración familiar, poner y quitar la mesa, ayudar a cocinar, lo que les hace sentirse capaces y sentirse parte de la fa milia.

La profesional recomendó a los padres hacer espacio para tiempo de calidad en familia, tratar dentro de lo posible de mantener una actitud positiva, dar seguimiento al proceso de la mano del colegio.

Según dijo, es necesario tomar en cuenta que el ambiente que haya en el hogar va a tener un impacto directo en el proceso y que si en algún momento sienten que necesitan ayuda profesional, que la busquen.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba