Comentarios Recientes

0

Obispo emérito vegano afirma UCATECI contribuye con progreso de la sociedad

Ver galería

6 imágenes


  • Redacción | 04-08-2019

 LA VEGA.-El  Obispo emérito de La Vega, monseñor Antonio Camillo González, afirmó que la Universidad UCATECI contribuye con el desarrollo de la sociedad.
   
Además, estableció que la cultura y la educación claves el crecimiento de los pueblos y el bienestar de la humanidad.
   
Camilo González expuso sus ideas en el marco del discurso de orden de la graduación de la academia, en la cual se rindió homenaje a varias personalidades.
   
A continuación el texto íntegro de su oratoria.

Excelencia Reverendísima, Monseñor Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez, Rector de esta Universidad UCATECI, Rvdo. P. Dr. Sergio De La Cruz Vicerrector Ejecutivo; Ing. Kelvin Cruz; Dra. Lily Rodríguez, Rectora de UTESA; Rvdo. Dr. Ramón Alfredo De La Cruz, Rector de PUCMM; Ing. Fausto Ruíz, Diputado por la Provincia de La Vega; Monseñor Santiago Rodríguez, Obispo de San Pedro de Macorís; Mirian Abreu, Gobernadora Provincial de Monseñor Noel.
   
Miembros de la prensa y a quienes nos siguen a través de las redes sociales de La Voz del Obispo en donde transmitimos este acontecimiento.
 
Quiero también agradecer la presencia de la Dra. Lily Rodríguez González, Rectora de UTESA quien nos visita desde Santiago de los Caballeros, ella es una amiga y una mujer ejemplar y una profesional destacada desde su juventud.

Agradezco también a mis amigos Frank y Haydee Rainieri quienes me informaron esta mañana que no podrían asistir por el mal tiempo que recomendaba no volar en esas circunstancia.

Excelencias Reverendísimas, señores sacerdotes, dignas Autoridades presentes, familiares y amigos de los galardonados:

La Universidad Católica del Cibao, nacida del corazón de la Iglesia Diocesana de La Vega, por el esfuerzo y obra de Monseñor Juan Antonio Flores Santana y un grupo de ciudadanos y ciudadanas de La Vega y de esta región hace 36 años; ahora representada en la persona de Su Excelencia Reverendísima Monseñor Héctor Rafael Rodríguez MSC, Magnifico Rector de esta alta Casa de Estudios, y del Dr. Pbro. Sergio De La Cruz Vicerrector Ejecutivo que han tenido a bien, oído el Consejo de Directores, otorgar el título ̈Doctor Honoris Causa ̈ a Su Excelencia Reverendísima Monseñor Jesús María de Jesús Moya, Obispo Emérito de la Diócesis de San Francisco de Macorís; al Dr. Frank Moya Pons, Miembro de Número de la Academia Dominicana de la Historia, vegano, reconocido internacionalmente por sus investigaciones.

históricas; al Dr. Pedro Romero Confesor, distinguido abogado y Presidente de la Asociación Bonao de Ahorros y Préstamos, y a un servidor Monseñor Antonio Camilo González, a quien le ha tocado la suerte, durante 23 años de formar parte de esta Universidad y respaldar, en calidad de Gran Canciller de la Universidad, los esfuerzos de los Rectores y Consejo de Directores, compuesto por distinguidos empresarios y damas de esta región y a un servidor también le correspondió, gracias al crecimiento de esta institución educativa y su desarrollo, declarar oficialmente a UTECI como Universidad Católica del Cibao UCATECI. De esa manera ella comparte con las demás Universidades católicas lo que decía San Agustín: el gozo de buscar la verdad, de descubrirla en todos los campos del conocimiento y de comunicarla a todos los estudiantes.
   
Su tarea como Universidad Católica es la de unificar existencialmente en el trabajo intelectual dos órdenes de realidades que muy a menudo se tiende a oponer, como si fueran antitéticas: la búsqueda de la verdad y la certeza de conocer ya la fuente de la verdad.
   
La Iglesia se empeña firmemente en el crecimiento integral de todo hombre y de toda mujer. El desarrollo de los pueblos, que luchan por liberarse del yugo del hambre, de la miseria, de las enfermedades endémicas y de la ignorancia; de aquellos que buscan una participación más amplia en los frutos de la civilización y una valoración más activa de sus cualidades humanas; se mueven con decisión hacia la meta de su plena realización.
   
La Universidad Católica siente la responsabilidad de contribuir concretamente al progreso de la sociedad en la que opera: podrá buscar la manera de hacer más asequible como pretendió y lo logró Monseñor Flores, la educación universitaria a todos los que puedan beneficiarse de ella, especialmente a los pobres o grupos minoritarios que tradicionalmente se han visto privados de ella.
   
La Universidad Católica es el lugar primario y privilegiado para un fructuoso diálogo entre el Evangelio y la cultura. Una fe que se colocara al margen de todo lo que es humano, y por tanto de todo lo que es cultura, sería una fe que no reflejara la plenitud de la Palabra de Dios manifiesta y revela, una fe decapitada, peor aún, una fe en proceso de autoanulación. (Juan Pablo II en Medellín)
UCATECI tiene como lema de su quehacer educativo las palabras latinas Progressio et Sapientia.
1) Progressio, como apunta el Papa Pablo VI, va dirigido en favor del desarrollo integral del hombre y de la mujer y del progreso solidario de la humanidad.
   
Ayudado y/a veces estorbado por los que lo rodean, cada uno es el artífice principal de su éxito o de su fracaso. Con solo el esfuerzo de su inteligencia y de su voluntad, cada persona puede crecer en humanidad, valer más y más, es decir, progresar. Es en un humanismo pleno que hay que promover el progreso. Y superarse en la ética y la conducta para tener buenos profesionales, buenos ciudadanos, buenos políticos y buenas personas que nos ayuden a superar la necesidad. ̈Qué bueno, un aplauso a los políticos ahí ̈, pero Progressio solamente necesita la Sapientia. Y progressio, en latín, significa caminar, avanzar, superarse.

2) Sapientia es la otra parte del lema de la Universidad, que se traduce por Sabiduría. En la Biblia la sabiduría responde a los esfuerzos del hombre por conseguir una versión de las mutuas relaciones del mundo y de la vida humana, con la intención de ordenar, a partir de esos principios, la propia vida, y configurarla en forma feliz y provechosa al bien de los demás.
   
El progreso científico y adelanto técnico nada logran sin la sabiduría, al aplicarlos a la vida práctica. Y la sabiduría no se compra ni se vende, sino que la Sabiduría es un don de Dios, uno de los 7 dones del Espíritu Santo; ̈por eso pidamos los estudiosos, los sabios, aquí hay mucha gente importante en el conocimiento. Pero la Sabiduría hay que pedirla.

Hay que tener Humildad para  pedir a Dios la Sabiduría ̈. El progreso científico y adelanto técnico nada logran sin la sabiduría, al aplicarlos a la vida práctica.
   
Ojalá que los adultos ̈Yo me considero uno de los mayores adultos aquí, tengo yo la primacía, 81 año tengo yo le pido a Dios que me dé más años, como decía Monseñor Eliseo Pérez Sánchez, un sacerdote Dominicano, que fue el que llevó la construcción de la Basílica de La Altagracia y entonces cuando él recorría el país le hablaba a la gente pidiendo colaboración para levantar la Basílica de la Altagracia ,y, él se sentía tan identificado que le decía a la gente: -Yo quiero tener vida hasta ver construida la Basílica, y después me puedo morir. Y efectivamente vio la Basílica y el día de la inauguración le dijeron Monseñor ya se puede morir y dijo:- Pero, si Dios me da una prorroga yo la cojo. ̈ y jóvenes encaminemos nuestros pasos hacia los ideales de Progressio et Sapientia. ̈Progresar todo el mundo quiere pero la Sabiduría hay que pedirlo ̈ Que superándonos cada día en lo material y lo moral, Dios nos ayude a descubrir el gozo y el placer de servir.

Qué bueno cuando uno descubre el placer, el gozo.         Yo supongo que esos también serán los borrachos, que a los que no nos gusta el ron, y eso será que le gusta tanto a los borrachos, pues si, bueno pero otros le sacamos alegría y gozo a lo que otros le temen al servir desinteresadamente, que bueno; Yo le pido a la Santísima Trinidad, a todos los Dominicanos, pero especialmente a los políticos que le gusta politiquear, que le pidan a Dios descubrir el placer de servir, no es yo sacar beneficio sino yo servir y dar a la vida, es decir, poner la vida en el servicio a los demás (Que bueno, que feliz, que gran don, que felicidad).
   
“La verdadera sabiduría está en trascender el ámbito puramente egoísta y personal y descubrir a los demás. No hay felicidad auténtica sin compartir. ̈Por eso yo también no puedo tener alegría sin compartirla con ustedes. Yo me siento contento, no por este galardón porque sería entonces como vanidad pero le agradecemos también un acto de caridad, por los viejitos en darnos un premio de consolación, pero me siento contento.
   
Agradecemos a Su Excelencia, el Rector Magnífico de esta Universidad, Monseñor Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez MSC Obispo de La Vega y al Rvd. P. Sergio De La Cruz Vicerrector Ejecutivo, como Consejo de Directores, jóvenes universitarios, y a todo el personal de esta Universidad, por su participación en esta ceremonia de otorgamiento del título ̈Doctor Honoris Causa ̈ a estos tres ilustres ciudadanos.
   
¡Qué Dios los bendiga y felicidades!
29 de Julio 2019, La Vega.

+ Antonio Camilo Gonzalez Obispo Emérito de La Vega



Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba