Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Viviendo una vida que agrade a Dios


  • 19.03.2020 - 12:00 am

"No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.  Porque como hierba serán pronto cortados, Y como la hierba verde se secarán.  Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.  Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.  Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.  Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía.  Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades.  Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo.  Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.  Pues de aquí a poco no existirá el malo; Observarás su lugar, y no estará allí.  Pero los mansos heredarán la tierra, Y se recrearán con abundancia de paz." (Salmos 37:1‭-‬11)‬

Dios se dirige a ti hoy, como lo ha hecho siempre para instruirte y así puedas vivir cumpliendo con el propósito para el cual fuimos creados, glorificar a Dios en nuestro diario vivir y disfrutar de él para siempre. A causa del pecado se ha hecho una separación entre Dios y el ser humano, tan grave que hemos llegado a ser enemigos de él, pero Dios en su gracia, amor y misericordia ha provisto un medio para que todo aquel que reciba sinceramente al Señor Jesucristo de todo corazón, alcance la salvación eterna de su alma. La palabra de Dios nos guía para evitar las malas conductas en nuestro modo de vivir. Escucha la palabra de Dios sobre lo que él nos dice de la ira, enojo y necedad: "Inclina tu oído y oye las palabras de los sabios, Y aplica tu corazón a mi sabiduría;  Porque es cosa deliciosa, si las guardares dentro de ti; Si juntamente se afirmaren sobre tus labios.  Para que tu confianza sea en Jehová, Te las he hecho saber hoy a ti también.  ¿No te he escrito tres veces En consejos y en ciencia,  Para hacerte saber la certidumbre de las palabras de verdad, A fin de que vuelvas a llevar palabras de verdad a los que te enviaron?  No robes al pobre, porque es pobre, Ni quebrantes en la puerta al afligido;  Porque Jehová juzgará la causa de ellos, Y despojará el alma de aquellos que los despojaren.  No te entremetas con el iracundo, Ni te acompañes con el hombre de enojos,  No sea que aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma."(Proverbios 22:17‭-‬25)‬

La ira, el enojo y la necedad pueden ser evitados y así no caemos en pecado: 

"Los hombres escarnecedores ponen la ciudad en llamas; Mas los sabios apartan la ira."(Proverbios 29:8) "No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios." (Eclesiastés 7:9)

Solamente en Cristo llega a ser victorioso aquel que no es controlado y manejado por la ira, enojo y necedad: "Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos." (Colosenses 3:5‭-‬11)‬

Dios enseña que debemos dejarnos controlar por su palabra, ya que con suma facilidad nos airamos y con esa actitud podemos hacer mucho daño a otros, por eso el ser humano debe buscar el rostro de Dios, que es el único que puede cambiar nuestro ser:  "Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.  Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, este es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace." (Santiago 1:19-‬25)

La necedad conduce al ser humano a rebelarse contra Dios y no reconocerlo como su creador: "Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.  Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios.  Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno." (Salmos 14:1‭-‬3)‬

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios, ya que sin su guía y protección no podremos glorificarle a El, y solamente podemos someternos a su palabra acudiendo a la cruz de Cristo para que él nos libre con su sangre, para poder orarle con un corazón sincero delante de él: "Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda." (1 Timoteo 2:8)

- Todas Éstas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba