Comentarios Recientes

0
Ramón Cáceres Almonte

Ramón Cáceres Almonte


Vida en el Mississippi, para leer en tiempo de corona virus Mark Twain - Samuel Langhorne Clemens


  • 08.04.2020 - 12:00 am

Mark Twain mejor dicho Samuel Langhorne Clemens nació el 30 de noviembre de 1835 –muere 21 abril 1910-en Florida, Misouri, pese a que su infancia la vivió en Hannibal, Misouri, desempeñó múltiples actividades tales como impresor, redactor de artículos, piloto navegante en el Río Misisipi, Soldado , hasta buscador de oro y posteriormente retornó al periodismo.

Su periodismo fue reconocido por sus relatos de viajes y por su sarcasmo, el cual unido a su ingenio, lo hizo amigo de presidentes de Norteamérica, artistas y personas importantes de este país. La obra de “La vida en el Misisipi” narra de la vida de Twain mientras que fue conductor un bote en dicho Río, su relación con su mentor Horace Bixby, quien le enseñó como navegar.

Miren como él describe la llegado del vapor:

 “De pronto una película de humo negro aparece encima de uno de esos puntos remotos; al instante un carretero negro famoso por su buena vista y prodigiosa voz eleva un grito, ¡viene un vapor! y la escena cambia. El borracho del pueblo se estira, los obreros se desperezan, sigue un furioso repiqueteo de carretas, cada casa y comercio vierte una contribución humana y en un santiamén la ciudad muerta está viva y coleando”.  

Ser Piloto de un Barco era la ambición de todo chico de su pueblo:

Twain de que “la ley de los Estados Unidos le prohibía recibir órdenes o sugerencias, justamente reconociendo que el piloto necesariamente sabía cómo manejar el barco mejor de lo que nadie podía aconsejarle”. Ni el capitán de la nave podía interferir en el trabajo del piloto, que recibía un trato reverencial por parte de toda la tripulación, y por extensión, también de los pasajeros. En consecuencia, los sueldos que recibían eran principescos.

Dice Mark Twain que hay que saberse también la forma del río de noche, cuando delante de la cabina solamente se extiende una mancha negra sin puntos de referencia que valgan. Y por desgracia, el río de noche no guarda la misma forma que durante el día. Ante la desesperación del aprendiz, que se pregunta cómo diablos va a conseguir pilotar la mole del buque a ciegas, Bixby-quien fue su instructor- le pone como ejemplo el recorrer a oscuras una estancia de nuestra casa que conocemos de memoria y que podemos atravesar a ciegas sin problemas: Desde la sala a la cocina, diríamos nosotros, para poner un ejemplo.

El río Misisipi es uno de los más importantes de Estados Unidos, al discurrir por una vasta zona de su territorio y formar parte de su cultura y sociedad. Es uno de los ríos más largos de América del Norte y abarca casi la mitad continental del país, y, junto con el Misuri, conforma uno de los sistemas fluviales más grandes e importantes del mundo. El río tiene una anchura variable; en su primer tramo, en el lago Itasca, registra entre 6 y 9.1 metros, mientras que en el lago Winnibigoshish tiene más de 11 kilómetros de anchura. Puede ser tan profundo con 60.9 metros a su paso por Nueva Orleans, o poco hondo con 0.9 metros en su cabecera.

Ningún artista está más indeleblemente conectado con el río que Twain (nacido Samuel Clemens), cuyo nombre de la pluma se derivó de la frase de un hombre del río para encontrar agua a dos brazas (12 pies o 3.7 metros) de profundidad (ver Nota del Investigador: Orígenes del nombre Mark Twain).

Twain creció en el río en Hannibal, Missouri, y el Mississippi es prácticamente un personaje en sus novelas clásicas Las aventuras de Tom Sawyer (1876) y Las aventuras de Huckleberry Finn (1884).

Mark Twain escribió Vida en el Mississippi en el 1883 y se convirtió en una de sus obras más famosas y reconocidas junto a Tom Sawyer, Príncipe y mendigo y Huckleberry Finn. Una vez más el escritor y humorista estadounidense vuelve al río Mississippi como escenario de la acción, esta vez para hablar de la geografía y la historia de la región por la que Huck Finn y Jim vivieron sus aventuras y aprovecha para esconder algunas anécdotas propias de infancia.

En estos días encerrados en nuestras casas, tratemos de leer este libro o ver la película..Particularmente nunca olvido como describe Mark Twain al chico, o grumete, del barco cuando se desmontaba del mismo frente a todos los e su edad, con el pechito paradito y las manos y cara llena de sucio bien negro…”todos le teníamos odio”.

Todos recordamos como fue su muerte:"Vine al mundo con el cometa Halley en 1835. Vuelve de nuevo el próximo año, y espero marcharme con él", esas palabras de Mark Twain, pronunciadas en 1909, resultarían proféticas. El 21 de abril de 1910, mientras el cometa Halley pasaba cerca de la Tierra, Samuel Langhorne Clemens, más conocido por su seudónimo de Mark Twain, moría de un infarto.

Antes de terminar déjenme señalar algo: A raíz de su amistad con Nicola Tesla publicó Un yanqui en la corte del rey Arturo, donde el protagonista era un viajero en el tiempo…creo que ese libro fue hecho por Tesla ya que nadie, antes de ese libro había hablado de viajar en el tiempo y en el espacio.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba