Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Una Enfermedad que el hombre no puede curar


  • 19.11.2020 - 12:00 am

"Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. Y le dijo el rey de Siria: Anda, ve, y yo enviaré cartas al rey de Israel. Salió, pues, él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos. Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra.

Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que este envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí." (2 Reyes 5:1-‬7)

Muchas personas logran rápidamente los antojos de su corazón, se hacen muy famosos en su profesión, acumulan muchas riquezas y todo esto no le sirve de nada cuando caen en el lecho de una cama. La fama y el dinero los engrandecen, pero la Biblia, que es la palabra de Dios nos enseña que tienen una enfermedad grave que se llama Pecado. Muy parecido a este general de Siria que se le tenía en alta estima y su grandeza como oficial y reconocimiento del Rey lo hacía muy famoso y respetado, pero toda esa fama no le valía nada, ya que él era leproso, y los médicos no pudieron curar su enfermedad, ni el Rey de Siria pudo curarlo.

Hay una enfermedad que padece la raza humana, la cual ningún hombre puede curar, esa enfermedad se llama Pecado, el cual nacemos con el, y no hay medicina que lo cure. Solamente hay un remedio provisto por Dios, que es el único y no hay otro que pueda limpiar esa grave enfermedad, el Rey David comprendió lo terrible que es esta enfermedad, como dice en el libro de los Salmos: "Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.  Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado.  Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí.  Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.  He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre." (Salmos 51:1-‬5)

Solamente hay un solo medio por el cual podemos obtener el perdón y la limpieza de esa gravísima enfermedad que es el pecado, el cual Dios por su gracia y misericordia proveyó sola y únicamente a través del Señor Jesucristo. "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros." (Romanos 5:8) "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos." (Hechos 4:12)

Esta enfermedad, si no es curada por el Señor Jesucristo, esta nos conduce a la condenación eterna: "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 6:23)

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios y recibir a Cristo en arrepentimiento y Fé para ser librados de esa grave enfermedad que es el pecado.

- Todas Éstas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba