Comentarios Recientes

0
Lincoln López

Lincoln López


“Un pobre diablo”


  • 15.10.2020 - 12:00 am

“Si Nietzsche no hubiera sido un pobre diablo, habría sido un gran filósofo. Sabemos que no lo fué”. Con esa expresión coloquial y valorativa inicia su carta Pedro Mir (1913-2000), nuestro Poeta Nacional, dirigida a su amigo Nicolás Guillén (1902-1989), Poeta Nacional de Cuba,  desde su exilio en La Habana y fechada el 19 de septiembre de 1948. 

Esa carta presenta un contenido poco usual en la prosa de Pedro Mir, no por el corte filosófico, sino por el calificativo de “pobre diablo” (persona de poca importancia…de escasa valía…un infeliz) trasluciendo algún tipo de desajuste en la personalidad de Nietzsche. 

Quizás el autor de ¨Amén de Mariposas¨ se refería a la doble personalidad del pensador alemán (luego suizo) y que su biógrafo R. Safranski lo describe como una persona enfermiza, sola…casi siempre atrapado dentro de una vida ascética involuntaria, tímido e indefenso ante las mujeres, angustiado por la moral pequeñoburguesa de  Naumburg, su pueblo natal, hostigado por Elizabeth, su hermana intrigante, contra la que no puede defenderse…(sic). 

Mir como Nietzsche en algún momento de sus respectivas vidas coincidieron con la corriente filosófica del Materialismo. El maestro y filósofo J. L. Alvarez en su texto sobre Filosofía dice que “Nietzsche, lo mismo que Marx, rechaza la identificación del sujeto con la conciencia –punto de referencia fundamental en la Filosofía Moderna-, sin embargo, se diferencia de Marx porque en lugar de la actividad productiva propuesta por este, Nietzsche plantea la “vida” como factor en torno al que se constituye la realidad”.  “Prefirió el pensamiento en lugar de la vida”, como lo asevera Safranski.

Mientras en el Caribe un joven profesional y poeta, autor de “Hay un país en el mundo” prefirió el pensamiento y la vida, el compromiso social  y político para con su pueblo, la coherencia entre estética y ética,  y no se diferenció de Marx en cuanto a la actividad productiva, asumiendo el Materialismo histórico como lo que es: “historia de las luchas de clases…las unas contra las otras…”. Razón que lo llevó al Partido Socialista y hasta se enroló junto a otros patriotas  en la expedición militar de Cayo Confites de 1947 con el objetivo de liberar al Pueblo Dominicano de la tiranía de Trujillo. 

Mientras en Europa el autor de ¨Así habló Zaratustra¨ se distanciaba del ser humano hacia una “nueva concepción de realidad…hasta defender en el Superhombre la desigualdad, la jerarquía…”; aquí el autor de ¨Ni un paso Atrás¨, se acercaba, y combatía la desigualdad y la jerarquía ilegítima a favor de su pueblo  aunque estemos “furiosamente separados”, en vez de “eternamente separados” como proponía Nietzsche. 

La carta es producto de la reunión entre N. Guillén y P. Mir y versa alrededor de los líderes dominicanos explotadores de la tragedia de su pueblo, y se encuentra reproducida en el interesante libro “Pedro Mir en Cuba” del Dr. Rolando Alvarez Estévez. (Edición del Archivo General de la Nación.  Rep. Dom. Vol. CCIV.  Director General: Dr. Roberto Cassá.)


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba