Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.


Un plan a ponderar


  • 29.09.2020 - 12:00 am

Hace unos días realizábamos  unas ponderaciones en nuestro espacio radial, `Al final de la Tarde con Jordi`, sobre un plan elaborado por el ex alcalde de la ciudad de New York, Rudolph Guilliani, sobre la situación de inseguridad en la República Dominicana y las condiciones de nuestra Policía Nacional.

El indicado diagnóstico fue realizado en tiempos de campaña a sugerencia del entonces candidato presidencial por el PRM, Luis Abinader, hoy presidente de la República.  Ya estando al frente del Poder Ejecutivo, se han dado algunos pasos que aparenta ser parte de lo indicado por el  plan sugerido por este asesor, pero eso no se ha confirmado, ni por el Ministerio de Interior y Policía, ni por el mismo director policial.

Ahora bien, independientemente de si piensan o no aplicarlo, entendemos que dentro de sus treinta y seis páginas del cual consta, se pueden tomar o asumir muchos de sus puntos, porque son en parte de los avances que se requieren para enfrentar de manera más efectiva la delincuencia y darle un trato más digno al oficio de ser policía en nuestro país, que lamentablemente, aún hoy, no es tan apetecible.

Enunciaremos algunas de las que entendemos pueden ser ponderadas, y un breve análisis de las mismas, porque como establecí, son un gran número para el espacio. Algunas son:

•”El Departamento de Policía debe ser reestructurado con el objeto de hacerlo más eficiente y mejorar la rendición de cuentas”.  Entendemos que esto es un clamor de décadas y si bien se ha hecho un esfuerzo, aún se requiere dotar de recursos materiales; logísticas; personal; tecnológicos; tecnificación; entre otros.

•”La fuerza policial debe recibir un aumento salarial sustancial y debe rendir cuentas por sus actos, además de implementar y cumplir con una política de cero tolerancia frente a la corrupción La información estadística de criminalidad aparentemente no es acertada, ni es reportada adecuadamente”.  Esta creemos no habría que abundar, sobre si lo que gana hoy un policía por un trabajo como el que realiza en un país como el nuestro, es o no digno.  Además, que todo dato manejado por la institución debe ser confiable, así como sus ejecutorias.  Sin números acertados, no podemos saber cómo atacar el enemigo que nos corroe.

•”Hay una necesidad contundente de implementar un banco de ADN para ayudar en la resolución de crímenes e identificar patrones de criminalidad”.  Esto nos recuerda, casos como el de la ciudadana taiwanesa que hace unos años fue asesinada, y permaneció el mismo por mucho tiempo, sin resolverse ni tenerse respuesta de quién había cometido el horrendo crimen. Era una presión en su momento para nuestro país por la presión diplomática de entonces que ejercía Taiwán para que se esclareciera el hecho.  Fue entonces, quien para la época estaba investigando el caso, el anterior director policial, Ney Aldrin Bautista, pidió que se solicitara la colaboración del país asiático, que poseen, un banco de ADN y una tecnología criminalista de avanzada.  Una vez llegada la prueba, se pudo determinar por las pruebas recogidas en su inicio, de que la persona que trabajaba como conserje había sido el asesino de la diplomática.  Esto es solo un ejemplo de uno de muchos casos que tenemos en nuestro sistema penal que no pueden ser debidamente investigados o tienen obstáculos por la carencia de los recursos a mano que hoy debe tener toda Policía para realizar un trabajo moderno y acorde a los tiempos y al avance de la criminalidad y delincuencia.

•”Los miembros del departamento de policía que pierdan la vida durante operaciones de servicio activo, deben recibir algún tipo de seguro de vida para sus familias”.  Cuando un agente policial investigador realiza una labor sin tener los problemas de si pierde la vida qué pasará con su familia; o que tiene que pagar el alquiler de la casa pero no le alcanza el dinero; en fin, sin preocupaciones principales, todo va en beneficio de la propia sociedad que tiene agentes más enfocados y menos dado tender a la miseria y la corrupción.

•”La División de Asuntos Internos debe estar dotada con los mejores equipos de vigilancia, con el fin de mejorar sus investigaciones; actualmente no cuenta siquiera con el equipo más básico, como papel o tinta para la impresora”.  Aquellos agentes que tienen la difícil tarea de supervigilar a sus compañeros, labor nada agradable, pero se requiere para que el trabajo no caiga en excesos de poder.

•”Los oficiales asignados a la División de Asuntos Internos deben recibir un dinero especial por asignación.  Por una labor que muchas veces se torna peligrosa, y de que es una especie de garantía del trabajo que se supone deben realizar de forma pulcra y eficiente”.

•”Las patrullas de los agentes de policía deben estar equipadas con equipos móviles para determinar si el individuo que se ha detenido por una violación de tráfico es buscado por un crimen más grave”. Cuando leímos todas las ponderaciones de este plan, que bien podría adecuarse o enriquecer, sin embargo, no deja de ser un instrumento que nos sirva de luz ante lo que deseamos.  Esta, en particular nos resultó, sumamente importante, porque de qué manera determinar si a quien se detiene en algún momento determinado por una infracción menor, sea un asesino o delincuente mayor.  Una herramienta que se requiere de forma permanente.

Entendemos que si lo que buscamos es darle una visión diferente desde el ciudadano hacia la institución policial; de cómo se visualiza un agente u oficial policial; así como la mejoría en el trabajo combinado con el Ministerio Público; una herramienta como la que hemos analizado y expuesto, acorde un plan que ya tiene el Ejecutivo en sus manos, bien podría ser una manera de seguir modernizando a nuestro cuerpo policial y es algo que merece este pueblo hace más de cincuenta años. 

Esto que hemos puntualizado, son solamente algunas de las muchas sugerencias que tiene el instructivo ya indicado, no estaría nada mal su ponderación. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba