Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.


Un gran maestro partió


  • 23.06.2020 - 12:00 am

Todos los seres humanos vamos por la vida dejando huellas. Algunos las dejan tan profundas que marcan el destino y el camino de muchos más.  Se convierten en seres de luz que asumieron un propósito y lo llevaron a cabo para guiar a otros a que asimilaran  compromisos; se formarán en la integridad; responsabilidad; disciplina; brindar el bien; y que ratificarás el valor del respeto. 

Hay quienes tienen la doble virtud de ser entonces también maestros y marcan para siempre a quienes han tenido la posibilidad de haber recibido en algún momento de sus vidas, el pan de la enseñanza. Y eso lo atesoras y agradeces desde el corazón que Dios te haya puesto en el mismo trayecto de hombres así. 

Hay quienes tienen una influencia positiva en ti, que llegan a tener la calidad de segundo padre y de haber transformado tu vivir en los momentos en que tuviste la oportunidad de conocerle.

Existen diversos episodios de nuestras vidas que cada quien tiene en su haber. Uno de esos que tengo como gratitud, es haber tenido la dicha de recibir clases y haber conocido alguien que impactó mi existencia de una manera tan positiva, que me siento afortunado, así como hoy existen miles que tuvieron la misma experiencia. 

Todo eso fue Don Victor Martinez.  El saber de su partida de este mundo,  el domingo próximo pasado,  aún duele y a la vez, damos gracias porque hay confusión con la gratitud para recordarlo ahora y siempre tomando su legado como Norte y son de aquellos a los que nunca te permitirías fallarles, aún cuando ya no forman parte de los vivos, sin embargo, su espíritu y ejemplo queda entre quienes hoy le recordamos con tanto que recibimos. 

Cómo podremos olvidar que llegar al Iberia, fue un antes y un después, tener en tu escuela la continuidad de tu hogar, eso era lo que se daba en esas aulas. Y el gran reto, era cuando llegabas a séptimo y octavo curso, porque hay tendrías como educador a Don Victor, quien de forma magistral siguió los lineamientos y objetivos de su fundador Don Pepe.  

Nunca podré olvidar la manera en que leíamos el Quijote; aprende vale Morse; cómo te narraba la historia de las civilizaciones y te llevaba por cada ciudad, capital o puerto de cada país del mundo, mencionándote cada producto o servicio de cada nación. De modo tal, que tu imaginación volaba a mil y se quedaba impregnado en ti todo ese conocimiento. Hoy, aun luego de tantos años, llegan de forma fácil a nuestra mente y a la de cada uno que pasó por sus manos, todo ámbito geográfico mundial. 

Cómo olvidar el aprendizaje y adiestramiento de juegos de ajedrez, emulando jugadas de los grandes de esa disciplina, como: Gary Kasparov; Fisher y Karpov. 

Cómo olvidar, que debíamos tener cada quien un pañuelo; zapatos y ropa limpia; y corte de cabello adecuado. 

Cómo olvidar el habernos enseñado a manejar una cooperativa de los estudiantes y que cuidábamos y manejábamos con mucho recelo todo lo que se compraba y se consumía en el colegio por medio de la misma.

En fin, son algunas de tantas experiencias de vida que supo sembrar este gran educador y que supo brindar lo mejor de si, para que cada uno de sus alumnos, fuera un hombre de bien a la sociedad.  

Descanse en Paz quien lo dio todo por forjar mejores seres humanos a través de la enseñanza. Gracias por tanto, estimado y respetado, Don Victor Martinez. Y un gran orgullo para todos sus seres queridos. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba