Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


Tierra de nadie en cada amanezca


  • 25.03.2019 - 07:14 pm

El infortunio adverso  de un amanecer trágico de un sintomático día, es el panorama que se está  registrando o sufriendo con el libertinaje y violencia, con la secuencia y vacio de orden y autoridades, o presencia de las  autoridades que les incumbe.
   
Los agentes de DIGESETT (Dirección General Seguridad Tránsito y Transporte), no tienen presencia nocturna, por ende campean los accidentes, las violaciones de tránsito para todos los gustos y colores, con la secuela del fantasma de la muerte y la tragedia, la cual toma la rienda de el irrespeto y la ilegalidad…igualmente los “amigos de lo ajeno” se cubren con el manto oscuro de la noche actuando como amos y dueños de su ocupación pecaminosa, y desborde de otras diabluras-.
   
Los cimarrones delincuentes, que de día no muestran el rostro, se pasean en su mundo, haciendo lo que saben hacer dentro de su modus operandi, y la droga se vende a granel para todos los gustos y colores, imperando la ley del más fuerte de una manera alegre y libérrima.
   
Sin ser escéptico ni pesimista el mejor amigo de estas vorágines el clientelismo social y complicidad de “buscársela” de las autoridades sin el temor a las consecuencias de la justicia y vulnerabilidad del sistema.
   
Este pandemonio y los cambios dramáticos en especial de la vida socio-nocturna, están erosionando con tal  intolerancia la libertad y el movimiento de la imagen bonachona  de nuestra dominicanidad.
   
Las autoridades deben envalentonarse poniéndose los pantalanes largos, blandiendo el sable del orden y legalidad, aunque tengan que correr el camino largo del riesgo y peligro….siendo así, se frena un poco el baño de sangre que cubre cada noche y cada próximo día, convirtiendo las madrugas en infierno. La tragedia de accidentes y robos, y desmoronamiento moral y físico  por el trafico de hechos ilícitos, y uso trafico mortal de drogas y barbaridades colaterales, tornan incierta la amanezca dominicana.
Tomando algunos correctivos pues, se corta la pandemia de tragedias, lutos, lágrimas, sufrimientos  y dolor y seria un paliativo para esta sociedad y la familia dominicana.


EL AUTOR ES POETA Y ESCRITOR


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba