Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


Suspicacia, poder y desafío de la naturaleza


  • 04.08.2020 - 12:00 am

Existe y predomina un manifiesto pánico de rechazo socio personal  sin distinción, e indiscriminado, hacia cualquier persona que sin importar su género, rango o categoría, o su pasión, por el paso y azote de la bestia asiática.

Existe el estigma, y el fantasmal peyorativo en cuestión, debido a que este virus (fenómeno), nos ha sembrado la inseguridad paranoica y la sensación de tener la vida en un péndulo sin rumbo. 

Suecia pudo controlar esta embestida o amenaza asumiendo y llevando a cabo una socio bio-política de distanciamiento y profilaxis  incluyendo higienización y la ímproba mascarilla. Se logra tal meta disciplinando a los que todavía rebuznan y se bañan en el cieno y charco de la promiscuidad, por ende, se colige que la actitud y el factor conciencian, es el 50% de los hechos. Es un asunto de vida o muerte el paso de esta pandemia, para la humanidad, ya que quebranta la paz, vemos como la secuela de la desobediencia altanera y atorrante, provocativa, nos arropa a todos en desmedro de la paz y seguridad.

Cuando se decreta un “estado de emergencia”, se soslayan todos los derechos y garantías constitucionales, con la condición o salvedad de usar los síndromes trujillistas sin llegar a los extremos. En muchas ocasiones, el ser humano siente la pasión y necesidad con el prurito de magnificar y dominar al otro.Hoy más que nunca el valor de la sobrevivencia es exigua dado el volumen de suspicacias y de incertidumbre atribuibles a la plaga mortal de consecuencias inéditas  y de hechos impredecibles.

Adaptarse a la idea de la llegada de la muerte es tétricamente un hecho conmovedor y sintomáticamente algo insólito. En 1918 al 1920 se dice murieron más de 50 millones de seres humanos secuela de la “gripe española”, la famosa plaga que amenazo la humanidad, cifra que supero los muertos de la Guerra Mundial de 1945…existen en la actualidad, por tanto, esfuerzos gracias al avance de la tecnología, para parar este torrente de muertes de la actual plaga, para así poder conseguir de nuevo un curso normal de la vida, y el optimismo de nuevo. 

Esta nueva maldición tiene 6 cepas diferentes según dicen, de ahí que algunas sean benignas pero algunas son mortales, lo cual también depende del alcalino y la defensa organiza de cada cuerpo en cuestión afectado.

Al raíz del paso del meteoro o la tormenta tropical Isaías, quedó evidenciada la precariedad y el atraso de la canalización de aguas negras y desperdicios como procede y urge el reciclaje de los residuos sólidos…la tragedia del desamparo e inundaciones de diferentes lugares del país, colige con un hecho; las desigualdades y la indiferencia de estos políticos que mostraron otra cara en campaña, saltó a la palestra pues no se les cio haciendo bienes por ningún lado como lo hicieron en campaña…tales caso los vimos en SFM con el Jaya, los problemas en Hato Mayor del Rey, y otros ríos y cañadas como fue en Azua y Puerto Plata, con cuantiosos daños…y asi en otros lugares del País.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba