Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


Suicidio y crisis de desprecio por la vida


  • 13.10.2020 - 12:00 am

Por motivos disímiles y ambiguos además la diversidad de componentes sicosomáticos, el individuo acaba terminando trágicamente su vida, poniéndole fin voluntariamente, destruyendo él mismo su propio agente.

Existe un panorama de crisis y agudo vacío existencial que por razones inéditas de la pandemia, el ser humano se siente desubicado e inseguro  por la austeridades, limitaciones y perdida de las costumbres habituales, lo que arrastra consigo confusión y limbo, como la pérdida de seguridad, albedrio económico y la eminencia de la peor incertidumbre, fenómeno este que arrastra la desesperanza y lóbrega suspicacia y el escepticismo.

La ausencia de amor y auto estima, son necesarias para que haya ánimo y arranque de la iniciativa, con ese factor se produce el milagro del optimismo de la empatía humana social. La esperanza y las motivaciones son caldo de cultivo para aislar la sombra del espectro fatal del suicidio que es un desmedro de la existencia.

La falta de compensación, un duelo, un  divorcio, un rechazo de una pasión amorosa, la tristeza de la pérdida de un ser querido, por ende la tristeza, como la dependencia de una adicción consuetudinaria, producen un abajadero, pasible de caer en el marasmo moral.

Un sentimiento de culpa por un desliz cometido puede traer consigo el aferrarse a una paranoia mortal camino hacia la fatalidad del suicidio, llegando al extremo de tener miedo real a la vida.Los trastornos de una ansiedad, los morbosos mensajes perturbadores y tóxicos son deletéreos y contaminantes que vierte n los medios, como las películas etc. , son antídotos y rozones que coadyuvan  al suicidio.

El flagelo de la tristeza, la congoja, la soledad, la amargura, y el enclaustramiento, son una vía para el desgano y carencia de dignidad y destape de la pobreza, después de saborear las mieles dulces la abundancia y la opulencia. 

Las Estadística destacan que cada 40 segundos se suicida un ser humano en el mundo, por eso cuando las arpas macabras de la tentación de lo peor aparece esa “arpía” que te quiere derrotar ante la vida, y burlar así la creación…sacúdete y piensa resiliente buscando las alternativas de refugiarte en alguien confidente y de confianza, no produzca la sorpresa de golpe bajo a la familia, al entorno y al mismo Dios. La vida se puede administrar, pero no disponer de la misma, la que no  se replica…atrévete ya atreverte y piensa que toda “noche oscura antecede a un día claro”. Antes de alocarte partiendo de ligero, de manera acéfala, date un chance y no te someta al hermetismo efervescente de una fatal sicosis, perseverando rápido y sacudiéndote de los malos instintos-aísla y margina las tentaciones de lo peor, busca ayuda-. Como salida fácil y salomónica, las personas han optado por resolver del laberinto y lastre, poco ortodoxo, cuando el cree verse acorralado en la adversidad y la inseguridad, y vergüenza como la austera inconformidad –a pesar de que siempre ha existido el suicidio, es la peor y desagradable decisión contra la naturaleza-no se percibe la sensación para seguir viviendo olvidando salir airoso.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba