Comentarios Recientes

0
Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel


Solo queda votar


  • 12.02.2020 - 12:00 am

A todo le llega su tiempo!  Hay un tiempo para todo en la tierra! : Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo: “un tiempo para nacer,  y un tiempo para morir; un tiempo para plantar,   y un tiempo para cosechar;  un tiempo para matar,  y un tiempo para sanar; un tiempo para destruir,    y un tiempo para construir; un tiempo para llorar,     y un tiempo para reír; un tiempo para estar de luto,    y un tiempo para saltar de gusto; un tiempo para esparcir piedras,    y un tiempo para recogerlas; un tiempo para abrazarse,    y un tiempo para despedirse;  un tiempo para intentar,    y un tiempo para desistir; un tiempo para guardar,    y un tiempo para desechar; un tiempo para rasgar,     y un tiempo para coser; un tiempo para callar,    y un tiempo para hablar; un tiempo para amar,    y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra,    y un tiempo para la paz”.

“El libro del Eclesiastés,  veces conocido como el "Libro del Predicador", es un libro del Antiguo Testamento de la Biblia, y también del Tanaj, perteneciente al grupo de los denominados Libros Sapienciales, o de enseñanzas” ; a través de los siglos este formidable compendio de conocimiento le permitió a quienes extendieron el conocimiento divino por todo el mundo explicar con propiedad el carácter efímero de la cosas.

El hombre se afana y lucha irremediablemente contras las adversidades; se abruma por los elementos mundanos y, al final las cosas retornan lentamente a sus cauces. Los políticos también saben sobre el fluir de la vida y sus entuertos. Ellos más que nadie deben complacerse para hacer posible la paz y la concordia entre los dominicanos. 

En medio de este fragor electoral donde todo se ha dicho; se cuestionan los árbitros y sus reglas; se traicionan a los partidos y, se denuncia los vicios de la corrupción, los dominicanos deberán acudir este próximo domingo con  madurez a depositar su voto en las urnas; será necesario implorar a la divina provincia para que se acuda revestidos de civismo y paz; con la firme creencia de que todo no acaba en ese día. 

Algo  más de 4,500 cargos de elección popular deberán ser seleccionados en las urnas, es próximo domingo en medio de malos augurios y presagios. La oferta trasciende los límites normales, 97 mil candidatos recorren la geografía nacional proporcionando sus programas y sus propósitos en el caso de ser electos o ratificados para servirles a sus comunidades. En todos los casos, son personas revestidas del espíritu de servicio, al menos eso esperan los electores, para fortalecer el modelo democrático dominicano. A través de este voto los dominicanos tienen la obligación de ser responsable y acudir a esta cita para sufragar por quien su conciencia le dicte para su mejor representación. 

Esta consulta cívica no puede desacreditarse a través de la corrupción de la venta del voto popular, al menos, esta aspiración la tienen la mayoría. A través de los medios masivos los dominicanos se expresaron a lo largo del proceso de promoción de las candidaturas; las encuestas también, en su momento, fueron los instrumentos para medir la inclinación de las intenciones de los electores. Sin embargo, este próximo domingo no habrá especulación, al culminar el proceso las autoridades darán los resultados de casi la totalidad de las demarcaciones geográficas, algunos serán ratificadas o renovadas en esta “fiesta de la democracia”, hasta ahora considerado el mejor mecanismo de representación política. 

Tal cual lo establece con mucha sabiduría el libro del Eclesiastés en este tiempo solo resta invocar a la prudencia y al buen desenvolvimiento en  este tortuoso proceso electoral. La JCE como organismo responsable se ha envalentonado al asumir su papel para arbitrar y dar al traste con unos resultados en un tiempo breve.

Ha reiterado una y otra vez, el organismo electoral,  su firmeza para a más tardar a las 7.30 de la noche empezar a entregar al país divulgación de los primeros resultados electorales, en aquellas demarcaciones donde los registros electrónicos fluyan con toda normalidad. Diversas instituciones, personalidades, Organismos Internacionales y la propia sociedad civil están en la obligación de dejar en mano de la JCE el arbitraje total de este controvertido proceso, a fin de que su autoridad emerja con toda sus fortalezas en aras de que la democracia sigue su firme afianzamiento y desarrollo.

El Organismo Electoral  recibirá 118 observadores internacionales; “inició este domingo el proceso de distribución de los 9,757 kits del Voto Automatizado hacia las Juntas Electorales, como parte de la logística electoral de las Elecciones Municipales del 16 de febrero de 2020”; en todo los casos, “el proceso electoral entró en una fase en el que la JCE se convierte en supervisora directa, pero todo el accionar del proceso se ejecuta en cada Junta Electora, bajo la coordinación de los técnicos a cargo de que todo marche bien. 

Hubo tiempo para todo! Ahora es el tiempo de la JCE y de los electores en su ejercicio democrático; en su firmeza de asistir a votar masivamente por los candidatos de mayor responsabilidad con su comunidad y hacer prevalecer el orden y la confianza. Ya el montaje del evento está completo; sería como decir a los comensales que ya el banquete está preparado y que pasen a degustar el manjar servido sin eximirse de du apetito, porque con 97 mil propuesta diferentes este menú parece ser bien apretado, con todos los elementos y los sabores; con sus condimentos y con sus salsas para nadie puede decir que esa comida no estuvo a la altura de los tiempos y la ocasión.

Ahora sí que ya es tiempo de votar! Suerte a los contendores! Felicidades desde ya a los ganadores. No sobra recordar los mecanismos establecidos como instrumentos para reclamar las inconformidades. No puede ignorarse como se exacerban los sentimientos en los momentos electorales, en todas partes.

Las elecciones en los países representan para mucho una vida para calar en la pirámides social, esta ascendencia puede considerarse como legitima; sin embargo, dañar el mecanismo de renovación de la democracia no puede permitirse; las reclamaciones y las inconformidades deben dejarse en manos de las autoridades. Ellas deberán asumir las vías para dar la repuestas andoneas y satisfacer estas demandas.

A votar con la esperanza de la renovación y la reafirmación! A votar por el mejor de los contendedores. A votar dominicanos para seguir por el camino del desarrollo. A votar y sobreponernos a los tiempos oscuros. A votar con la firmeza y las buenas intenciones de que la democracia descansa en tu voto. Asiste y como reza el Eclesiastés: Hay un tiempo para todo!  Ahora llego tu tiempo, hazlo! 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba