Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Semana Santa y Covid


  • 01.04.2021 - 12:00 am

Al momento de iniciar la celebración de las actividades propias de Semana Santa, la República Dominicana ha manejado de forma acepta­ble la pandemia del Covid-19, mostrando indicadores sanitarios que hablan de un buen nivel de control de la enfermedad. La positividad de contagio en los últimos días ronda el 10 %, mientras la letalidad se mantiene en 1.3% y los indicadores hospitalarios muestran buenos niveles de disponibilidad hospitalaria.

No obstante a que el proceso de vacunación se intensifica aprovechando el feriado de Semana Santa, existe la presunción de que en este período se pudiera recrudecer el nivel de contagio de la enfermedad, haciendo retroceder al país en su combate a la pandemia.

Frente a esa perspectiva las autoridades han tomado medidas para restringir la circulación y el aglo­mera­miento de personas, con el propósito de disminuir el riesgo de un mayor contagio del Covid. Asimismo las autoridades han ampliado la disponibilidad para la aplicación de la segunda dosis de vacunación para aquellas personas adultos mayores que ya habían recibido la primera dosis.

Las autoridades ante la expectativa de Semana Santa deben extremar la supervisión del protocolo sanitario y prohibir en gran medida el uso de playas, balnearios y centros de recreación masiva, para reducir la tentación del aglomeramiento que propende al contagio. De igual forma se deben extremar las medidas para ha­cer cumplir dicho protocolo a los transportistas de personas a las diferentes regiones y provincias del país.

Es también recomendable que la ciudadanía se cuide lo más posible, observando además prudencia, y dedicando  buen tiempo de este feriado para la reflexión y la convivencia a nivel de las familias y los pequeños grupos, haciendo conciencia de la necesidad de que las personas observen el uso de las mascarillas, la conservación de la distancia social y el lavado de las manos, para evitar el contagio.

En fin, la población debe practicar la prudencia y la moderación, con la espe­ranza de que en los días posteriores a la Semana Mayor, los indicadores del manejo de la pandemia en nuestro país no registren un retroceso, de manera que el país continúe su norma­lización y su recuperación económica, tal  como lo reflejan los indicadores eco­nómicos avalados por las autoridades monetarias y por las agencias internacionales.

¡Meditemos, pues, en Semana Santa y prudencia!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba