Comentarios Recientes

0
Vinicio Guzmán Luciano

Vinicio Guzmán Luciano


Se van, pero dejando mucha deuda y poco resultado


  • 27.07.2020 - 12:00 am

Después de una larga época de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (el sueño de Bosh), unos veinte (20) años, con intervalo de cuatro (4) años de gobierno del PRD, (2000-2004), no hay otra cosa que decir, que para dos décadas de gobierno, debió haber una marca mayor que no sea haber dejado un largo legado de deudas, que al fin, la paga el pueblo, nuestros hijos, nietos y bisnietos, es decir, hay deuda para repartir a muchos, con poco resultado de bienestar social.

Estos veinticuatro (24) años,  incluyendo el intervalo que gobernó Hipólito Mejía, han sido pesarosos y de una fuerte carga, el cual el pueblo no pudo con ella y tuvo que salir del imperioso sistema peledeista, del cual, se convirtió en un futil e innecesario gobierno, que daba vueltas para caer al fin, en un personalismo egoísta y de pérdida de recursos y sin valor agregado a las acciones gubernamentales a favor del pueblo, que desesperado, tumbó al gobierno peledeista.

Bueno, ahora se entra no en una nueva etapa, porque se entiende que estos partidos que representan la política dominicana, son de la vieja era, y no hay mucha esperanza en tradicionalismo. Quiera Dios que no hayamos salido de las llamas para caer en el bracero. Por lo menos, nos dimos como pueblo, ese baño refrescante, de salir de la estirpe peledeista.

El gobierno que se instalará el 16 de agosto del 2020, debe ser lo más comedido posible, no permitir que se desaten los aires de enriquecimiento y de servirse del patrimonio público., establecer el sistema de justicia que defienda los bienes públicos y al necesitado., enarbolar el espíritu de las leyes, que fortalezcan las instituciones para bien., un régimen de orden institucional para restablecer el medio ambiente, el tránsito, la alimentación, el comercio y la industrial legal, para no perjudicar al productor local, ni masacrar al ciudadano con precios de productos de primera necesidad inalcanzables., mejorar la vida no sólo de un sector, sino de todos, pero que no siga dejando el sistema de justicia a un lado, el pueblo ha sido burlado, y por eso produjo el cambio. Lo hizo con Trujillo, con Balaguer, y ahora lo ha hecho con Leonel Fernández y Danilo Medina, es decir, el pueblo así como los elige, también sabe salir de los mismos, aunque estos enquistados gobernantes, no necesariamente son eligen democráticamente, sino ellos mismo a base de un régimen de fuerza, o de la impunidad o del latrocinio.

De manera que se van, pero dejan detrás toda la tara y ponderosidad sobre el pueblo y el gobierno que se instala a partir del 16 de agosto del presente. Sin embargo, a los gobiernos  del PLD, se le dio una buena oportunidad para que gobernara en favor de la mayoría, pero no aprovecharon esa oportunidad, de la que hay que decir que sobre todo esto, quisieron emprender un gobierno de trascendencia, pero al fin no lo hicieron.

Sus obras cumbres, las estancias infantiles, el 911, la asistencia vial, el metro, el teleférico, el almuerzo escolar, entre otros, deben ser mejor ponderados y menos populistas, es decir, que las obras en bien social, no se hagan porque a un presidente improvisado, le dio el deseo de hacer eso.

No queremos presidentes ni gobiernos personalistas ni clientelistas, queremos gentes que piensen y organicen un programa de gobierno adecuado y con propósitos.

Nuestro humilde consejo al nuevo gobierno es que, trate de organizar la economía, incluso, si tiene que implementar un tiempo de austeridad que no perjudique al menos pudiente, pero que sí, observar los altos sueldos de funciones infuncionales, eliminando todo lo que carga a la función y descargar la nómina pública, implementar leyes de fuerza para que los empresarios y poderosos, trabajen junto al gobierno, no con pretenciones maliciosas de querer más riquezas, sino, trazando políticas de empleos y de mejoras para los trabajadores en combinación con las políticas estatales.

Esperando que Abinader no suba con los pobres y baje con los ricos, abrigamos la esperanza que de aquí a cuatro años, no estemos lamentando el que también, se van pero dejando mucha deuda y poco resultado. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba