Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Revoluciones educativas a lo largo de la historia


  • 20.05.2020 - 12:00 am

Los procesos de enseñanza han pasado por diversos períodos, fases o eras desde los tiempos más primitivos del ser humano hasta el Homo Optimus del siglo XXI.

El primer gran salto educativo lo constituyó el sedentarismo que hizo posible el nacimiento de las aldeas, base evolutiva de las sociedades humanas. La estratificación social y la división del trabajo son consecuencia directa de los primeros esbozos de los primitivos métodos educativos.

El Antiguo Oriente constituye una región pionera en el nacimiento de las ciencias matemáticas, medicina, escritura, filosofía y poesía. Sociedades antiguas como India, China, Persia, Egipto y Grecia revolucionaron la educación teniendo siempre como telón de fondo las religiones y el mantenimiento de las tradiciones de sus pueblos.

Dentro del desarrollo del Mundo Occidental, Roma jugó un papel estelar, pues en la misma germinaron la lengua latina, la Ingeniería, el derecho, la política, la administración y la arquitectura. Los antecedentes de esos brotes los podemos encontrar en sus métodos educativos, el Trivium y el Quadrivium, donde sale a relucir el nombre del gran pedagogo Marco Fabio Quintiliano: El primero abarcaba retórica, gramática y dialéctica; el segundo; música, aritmética, geometría y astronomía. Es allí donde nace el binomio maestro-alumno.

El final de la Edad Media estuvo matizado por un avance extraordinario de la educación. Surge la Escolástica movida por el interés de avenir la ciencia y la religión. Con el deterioro del Feudalismo se desarrollan las Universidades. La razón adquirió una importancia inusitada al dejar de lado el influjo del teocentrismo. El Humanismo y el Renacimiento determinaron una nueva concepción del mundo y del hombre.

Partiendo del siglo XVI, las sociedades humanas han traído a la luz cuatro grandes revoluciones educativas a juicio del Doctor en Ciencias Sociales Axel Rivas. Veamos: “La primera fue Religiosa. La misma se llevó a cabo entre católicos y protestantes entre los siglos XVI y XVII. Sus principales “armas” fueron la inculcación, el convencimiento y la conversión emanados de la Biblia. Para ello fue necesario que todos aprendieran a leer.

La segunda fue Estatal y surgió en el siglo XIX. El Estado dictó leyes para imponer la obligatoriedad de la educación. La escuela no nació como un derecho de los niños, sino como un deber, una obligación. Un currículo general con una inmensa lista de saberes y conductas coactivas, las cuales, inculcadas desde las más tiernas edades, devienen en adoctrinamiento.

La tercera fue Cultural. Su génesis fue la post guerra (SGM). Este período, hasta el final del siglo, coincidió con lo que muchos llamaron la “crisis de la educación”, una definición tan amplia que parece interminable hasta nuestros días. Constituyó el fin de una era de intervención casi monopólica del Estado sobre las conciencias de los alumnos. Una liberación, un nuevo comienzo. Por primera vez la educación es percibida como un derecho, no como una obligación.

La cuarta es el Internet (1983…) Etapa de multiplicación infinita de las fuentes de conocimiento y entretenimiento. Revolución digital iniciada bajo el imperio de la hiperconectividad, cada vez más masiva y a un costo más bajo. En internet tenemos acceso ilimitado al [pensamiento de los demás]. Todos crean, todos comparten. Incluso hay revoluciones políticas que nacen desde el poder de la comunicación y el contagio que brinda internet. Estamos cerca de un destino digital. Pronto todo hablará un solo idioma”.

Hoy por hoy, la mayoría de los países crean reformas a sus sistemas para adaptarlos a las nuevas tecnologías para no quedarse marginados de la Era Digital.

Ahora bien, ¿quedarán los centros educativos bajo el influjo de esta práctica? ¿Se mudarán contenidos, docentes y alumnos a las plataformas virtuales? ¿Habrá llegado el imperio de los que dominan el lenguaje digital, los programadores, las empresas tecnológicas y de los hackers?

En las cuatro primeras décadas de desarrollo y expansión de la WWW (1983-2020) solo se habían hecho pinitos en esa dirección. Algunas universidades y empresas tecnológicas han dado los primeros pasos para crear plataformas virtuales en la que la presencia del estudiante sea nula o prácticamente nula.

Hasta que de forma extemporánea llega una pandemia que trastorna el ritmo normal de los acontecimientos. Es el SARS-CoV-2, un virus que amenaza con acabar con la vida de cientos de miles de personas en todo el planeta. De ahí que, instituciones educativas, bancarias, de salud o de servicios se han visto compelidas a desarrollar y masificar el uso de oficinas o plataformas digitales que facilitan la ejecución de diversas tareas.

No cabe duda de que todos los actores del sistema educativo mundial podrían estar frente a un reto que no admite demora o acomodamiento paulatino para facilitar o hacer posible que el pan de la enseñanza continúe llegando a todos los rincones del planeta.

La Quinta revolución ha sido concebida, gestada y será alumbrada por la Cuarta.

Por Gustavo Morel


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba