Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Retos económicos


  • 24.06.2020 - 12:00 am

Ante el impacto devastador de la pandemia COVID-19 en la economía y la producción en República Dominicana, Gobierno, empresarios y fuerza laboral deben encarar con responsabilidad los retos económicos, con el objetivo de recuperar productividad, empleos y estabilidad.

Como la economía ha sido seriamente afectada, se precisa de la elaboración de un plan urgente basado en la fortaleza de la macroeconomía, respaldo a medianas y pequeñas empresas, aplicación de políticas monetarias y financieras eficaces, conservación de plazas de trabajo y controles estrictos en el mercado cambiario.

Hoy día, debido al coronavirus, empresarios e industriales disminuyen la generación de riquezas, los ingresos de la población bajan de manera considerable, se encarece la canasta familiar y se deterioran las condiciones de vida.

Frente a esa trágica panorámica, es apremiante la alianza público-privada en torno a una plataforma de emergencia y emprender acciones conjuntas para reestructurar los medios de producción, proteger y crear nuevos  empleos, implementar políticas públicas eficientes y flexibilizar el sistema impositivo; esto es imprescindible para mitigar los efectos demoledores del virus en la sociedad.

Estudiar la realidad en toda su dimensión es un compromiso de líderes políticos, empresariales, religiosos, académicos, sindicales y profesionales, porque se requiere de consenso para superar una coyuntura difícil y de ese modo garantizar la paz y el bienestar socioeconómico de todos los sectores nacionales.

A pesar de que a partir del mes de agosto de este 2020 habrá cambio de gobierno, desde ahora se debe allanar el camino y establecer vías que eviten el desorden institucional, traumas y retrocesos en el campo de la economía; ese es un compromiso de todos por la democracia y el bien común.

No hay dudas del desconcierto que predomina en la actualidad, sin embargo, con la unión de las fuerzas vivas, optimismo y la voluntad de trabajar con inteligencia se vencerán las adversidades y República Dominicana podrá retornar a la normalización dentro de un plazo prudente.

Que se asuman, pues, los desafíos para combatir los efectos sociales, económicos, monetarios y sanitarios provocado por el coronavirus.

Sentida muerte

Santiago y el país pierden a un profesional y un hombre excepcional, a un ser visionario que asumió la educación como herramienta clave para impulsar los cambios de la sociedad y el desarrollo humano.

Ha muerto el arquitecto e ingeniero civil Víctor Martínez Giménez, quien dirigió por muchos años al Instituto Iberia, institución en la que muchas generaciones recibieron formación académica, cultural, cívica, ética y valores morales.

Martínez Giménez concentró esfuerzos, energías y voluntades en procura de desarrollar un proceso de enseñanza-aprendizaje, a través del cual forjó a talentos con competencias.

El Instituto Iberia fue parte de su vida, ya que se entregó con cuerpo y alma para formar y educar con calidad  e integridad a quienes estudiaron en ese centro.

LA INFORMACIÓN se solidariza con familia de don Víctor, la cual llora su partida a la morada del Señor, pero que se siente orgullosa de su existencia porque su obra magisterial queda como huella perenne en el corazón de la sociedad.

Que el alma de Víctor Martínez Giménez descanse en paz y gloria eterna.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba