Comentarios Recientes

0
Fausto García

Fausto García


Respuestas a un joven amigo


  • 18.11.2019 - 04:00 pm

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García) 

¡Que hermosa es la juventud! Lastima que cuando se es joven (edad física) esto no se ve y lo que no se ve es como si no existe, pero contradictoriamente, existe, aunque no se vea.  A propósito, dice un autor que “La realidad no deja de existir porque se le ignore”. Dijo el prócer José Martí que “La juventud es el gran tesoro que los jóvenes desperdician entre sus manos”.

Ayer y hoy más que ayer, y al parecer mañana más que hoy, los jóvenes se ven colocados frente a grandes y distintos desafíos, y están expuestos en ropa interior tanto a las tentaciones tradicionales como a las modernas (fama, poder, fortuna, tecnología). A nivel de Latinoamérica y de muchos países “desarrollados” a ellos se les hace difícil salir adelante, crecer y desarrollarse en muchos sentidos de la palabra.  Tan solo estudiar tiene múltiples complicaciones, pues es caro lograr una carrera universitaria en una buena universidad, y si se aplica para crédito, como hacen muchos, cuando se termina, lo que se gana al emplearse no da para pagar la deuda y autosostenerse, y ni hablar si forma familia. 

Tengo un joven amigo, que hace unos meses se me acercó pidiéndome algunos consejos. Luego de hablar surgieron algunas preguntas y respuestas.  Las produciré en el mismo orden que surgieron en forma respectiva. 1.- ¿Si usted fuera yo, que haría? La respuesta a esta pregunta y cualquier otra, está en este triángulo que te muestro y que he puesto en manos de muchas gentes desde finales de la década de los noventa. Para mí, es el triángulo de la vida: Dios (en la base), familia (lado derecho) y trabajo (lado izquierdo). Que has hecho con los dos primeros, le pregunte. Tú sabes más que nadie. Quisiste hacer las cosas a tu manera tal vez, sin buscar orientación de los tuyos, tus familias más cercanas, y los que ya han acumulados experiencias, bien por los errores o por los años. 

Por tanto, por lo visto, has creído en tus propias fuerzas, voluntades y capacidades y ha dejado a Dios de lado y a tu familia. Ha querido crecer, desarrollarte y realizarte como persona, pero lo has hecho creyendo en ti. Si yo fuera tú, lo primero que hiciera es como el Hijo Pródigo, volver a casa, a la casa de Dios, a la casa de la familia y desde allí crecer espiritual y humanamente. Hablar de Dios es hablar de fe y para hablar de esta te copio a san Pablo en la Carta a los hebreos, capitulo 11, 1-4.

“La fe es como aferrarse a lo que se espera, es la certeza de cosas que no se pueden ver. Esto mismo es lo que recordamos en nuestros antepasados. Por la fe creemos que las etapas de la creación fueron dispuestas por la palabra de Dios y entendemos que el mundo visible tiene su origen en lo que no se palpa. Por la fe de Abel, su sacrificio fue mejor que el de su hermano Caín. Por eso fue considerado justo, como Dios lo dio a entender aprobando sus ofrendas. Y aun después de muerto, por su fe sigue clamando.” 

Como soporte de que necesitamos a Dios, te remito al Salmo 127, 1-2, cuyo resumen es que lo que se construye sin Dios, fracasa. “Si el Señor no construye la casa en vano trabajan los albañiles; si el Señor no protege la ciudad, en vano vigila el centinela. En vano te levantas tan temprano y te acuestas tan tarde, y con tanto sudor comes tu pan: él lo da a sus amigos mientras duermen.”

2.- ¿Qué te recomiendo? Ponte en el centro del triángulo, y decides actuar desde ahí, desde Dios y desde tu familia, y toma decisiones ahora que puede y cierra los ojos y echa a andar con Dios de base y el apoyo de los tuyos. El estilo de vida que llevas, por lo visto, no te conducirás a ningún puerto seguro. Necesitas trabajar para educarte más, formarte, crecer y desarrollarte como hombre, y, por ende, llegar a tener familia. Para esto debes actuar ahora y según vayan variando las circunstancias tomar otras medidas y hacer otros planes o proyectos.  Otros lo han hecho con muy poco y con nada a veces y han llegado muy lejos. Tu tienes mucho en ti, aprovéchalo, ponlo en acción y veras.

Por último, no olvides que hay diferentes tipos de patologías, tú sabes más que yo de eso, por tanto, ten cuidado, como te dije aquella vez, que algo no anda bien en la mente y sin darte cuentas puede degenerar en cualquier adicción, y al final tu vida, que vale tanto, desperdiciarse en uno de los tantos vicios o gérmenes que hay en el medio social.  Te dejo con una de las frases del comerciante asturiano, dueño del Grupo Ramos (La Sirena) sobre el éxito. “En los negocios y en la vida hay que esperar que la fruta madure antes de tomarla”. 

https://www.argentarium.com/educate/50059-las-claves-del-exito-segun-roman-ramos-uria-presidente-de-grupo-ramos/


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba