Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


“República Dominicana somos todos y cada uno de nosotros”


  • 15.09.2020 - 12:00 am

“Quiero recordar aquí, en este punto y en tan importante acto, que nuestra nación no se circunscribe tan sólo a los 48.000 kilómetros cuadrados que ocupa. 

A la República Dominicana la podemos encontrar también más allá de las costas azul turquesa del mar que bañan a esta dinámica y diversa región caribeña. República Dominicana vive también entre los rascacielos de la Gran Manzana de Nueva York, y en las bulliciosas calles de Madrid.

Esa república que vive lejos de esta isla es la que ha mantenido su esfuerzo en un momento tan duro como este, aumentando las remesas para ayudar a sus familias. Ellos siguen demostrando su inmenso apego a esta tierra, colocada en el mismo trayecto del sol y de la luz. Tienen sus cuerpos fuera, pero su alma y su cultura permanecen entre nosotros. A esta querida diáspora en el exterior solo podemos decirle: Gracias”.

Presidente Luis Abinader, le recordaré estas palabras incluidas en su discurso de toma de posesión, el expresidente Danilo Medina, en su primer discurso, tuvo un guiño con la diáspora y nada sucedió, seré optimista y confiaré que usted, contrario a lo hecho por Medina, medirá a la diáspora con justicia.

Voy a permitirme además, abundar en algunos puntos, empezando por decir que ciertamente el país se extiende mucho más lejos de nuestros límites, surca como bien define usted, la Gran Manzana de Nueva York, entre viejos o nuevos rascacielos; circunda, dependiendo de cual haya sido el destino de nuestros compatriotas, lugares exclusivos, aquellos en los que solo tienen cabida quienes gozan de un estatus privilegiado.

Nuestra nación habita también en cualquier ciudad europea, aquellas de las que, en décadas atrás solo conocíamos por medio de la historia y emulando un viejo anuncio televisivo, “ahí es que esa pintura es dura”, presidente, mucha de nuestra gente padece los rigores del tiempo en una Europa en la que no siempre se realizan los sueños.

Como usted dijo, República Dominicana vive en el bullicio de Madrid, algunos sin duda, tienen la oportunidad de visitar lugares interesantes como el Museo del Prado o el castizo barrio Lavapiés, otros en cambio, desdichadamente la mayoría, viven hacinados entre connacionales, o alguna triste etnia que haya corrido igual suerte.

Barcelona, Valencia, Galicia… paisanos buscan cobijo bajo cielo español y en noches frías, algún piadoso le tiende una manta, o a lo largo de un día sin comer, unos garbanzos con olor a chorizo.

Igual Andalucía alberga dominicanos en su tórrido verano y en su invierno gris, coterráneos que sin que nadie les tome en cuenta o remunere, difunden desde Sevilla la cultura y belleza de su tierra, en ese abanico de tan diversos colores, en el confín del sur de España, habitan compatriotas que anhelan que el país alcance un mejor camino, donde el sistema no obligue a convertirse en trashumantes.

En cada punto del universo, existen misiones diplomáticas que “representan” al país, le pido presidente, que al elegir a los nuevos inquilinos diplomáticos, impere la esencia de un verdadero cambio, necesitamos diplomáticos que trabajen, para que nuestra gente que peregrina lejos de su patria, tenga al menos, el punto de referencia de una embajada o consulado, donde pueda acudir a reír o llorar, dependiendo de sus circunstancias encontrando un pedacito de su país en tierra ajena.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba